ECUADOR

Jugaban bingo en una calle y un auto los atropelló, hay 30 heridos


El incidente dejó 30 personas heridas, entre ellos cuatro menores de edad y dos mujeres en estado de gestación. Una de ellas presentó desprendimiento de placenta debido al impacto recibido

Las personas arrolladas jugaban bingo sobre la acera. Foto Metro PR
Escuchar el artículo Pausar Lectura

27/03/2018

Un vehículo atropelló a un numeroso grupo de personas que jugaba bingo en una calle de la ciudad costera de Portoviejo, suroeste de Ecuador, dejando 30 heridos, informó el martes el Servicio Integrado de Seguridad ECU911.

"Un vehículo se precipitó hacia un grupo de personas que se encontraba jugando bingo" el lunes por la noche, señaló el organismo en un comunicado.

Agregó que el incidente dejó "30 personas heridas, entre ellos 4 menores de edad y dos féminas en estado de gestación. Una de ellas presentó desprendimiento de placenta debido al impacto recibido".

El ECU911 indicó en principio que el percance dejaba 26 heridos, que fueron trasladados a tres sanatorios locales.

En la provincia de Manabí, cuya capital es Portoviejo, es habitual que la población instale mesas para jugar bingo sobre las aceras y calles.

Los accidentes de tránsito figuran entre las principales causas de muerte en Ecuador. El presidente del observatorio ciudadano Justicia Vial, Guillermo Abad, dijo a la AFP que este tipo de hechos dejan en promedio siete muertos y unos 80 heridos al día en el país, según cifras oficiales.

Un 96% de los siniestros están ligados al factor humano (impericia del conductor en la mayoría de casos).

El sábado último, un autobús volcó en Manabí, con saldo de 13 muertos y al menos 20 heridos.

Una semana antes, once personas murieron y 54 resultaron heridas tras el choque frontal entre dos autobuses en una carretera en la provincia costera de Guayas (suroeste).

"¡No puede ser! ¡No podemos quedarnos impasibles, ni toleraremos esto como normal!", dijo el presidente  Lenín Moreno el lunes en su informe semanal de labores, añadiendo que ordenó el "endurecimiento de los mecanismos de evaluación y de control" para los conductores de autobuses.

 



 




En esta nota