MUNDO

Juez arraiga al hijo del presidente de Guatemala


José Manuel Morales es sospechoso de hechos de corrupción. El hermano del primer mandatario también está arraigada. El presidente evade a los medios de comunicación

José Manuel Morales Marroquín es el hijo del presidente de Guatemala
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/09/2016

Un juez dictó arraigo contra José Manuel Morales Marroquín y Samuel Everardo Morales Cabrera, hijo y hermano del presidente de Guatemala Jimmy Morales, según confirmación de la Fiscalía.

Morales Marroquín y Morales Cabrera quedaron arraigados desde las 23 horas del 14 de septiembre, informó la Feci.

El MP también dijo que el hijo del mandatario todavía está en Guatemala, pues rindió su declaración el 7 de septiembre pasado, cuando vino de Estados Unidos. El hijo del presidente estudia en el extranjero y desde anoche ya no podrá salir del país, informó el portal Prensa Libre.

Ayer, Morales Cabrera reconoció haberle hecho "un favor" a su sobrino al conseguirle una factura por Q90 mil del restaurante Fulanos & Menganos para simular el servicio de 564 desayunos para el Registro General de la Propiedad.

Al seguir el rastro de ese pago, fiscales encontraron que en 2013 se hizo una compra de canastas navideñas.

Se investiga si las facturas de Carnes y Ensaladas, S. A. (Fulanos & Menganos), sirvieron para justificar ese pago y la participación de José Manuel Morales Marroquín y de Sammy Morales.

Hasta ahora, el presidente de la República ha evadido a los medios de comunicación, solo publicó el video donde aparece él y su esposa informando que sus familiares ya prestaron declaración y les pidió someterse a la justicia para "aclarar su situación".

El nombre del Morales Marroquín salió a luz durante la audiencia de primera declaración de 19 personas detenidas por cometer hechos de corrupción en el Registro de la Propiedad. Una de las capturadas es la exregistradora Anabella de León.

Según el MP, durante el tiempo en que De León estuvo a cargo del Registro, se habrían autorizado por lo menos 17 plazas fantasma y también se contrató a personal que laboraba de forma simultánea en otras instituciones del Estado.

La investigación que involucra a Fulanos y Menganos, es por el pago de Q90 mil por un servicio de desayunos para una actividad que nunca se efectuó.



 




En esta nota