CRISIS EN VENEZUELA

Guaidó regresó triunfante a Venezuela pese a las amenazas de arresto


Acompañado de su esposa, el opositor, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, llegó ayer a Caracas, donde lo esperaban embajadores de países europeos y latinoamericanos


Guaidó regresó triunfante a Venezuela pese a las amenazas de arresto | AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/03/2019

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, regresó este lunes a Venezuela en medio de la aclamación de miles de seguidores, pese a los temores de ser detenido por haber burlado una prohibición judicial de salida del país.

"No va a ser a través de la amenaza que nos van a detener. Aquí estamos más fuertes y unidos que nunca, con la mirada en el futuro", dijo Guaidó en su primer discurso al regresar al país, desde una tarima en una plaza en el este de Caracas.

Acompañado de su esposa, el opositor, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, llegó al mediodía en un vuelo comercial desde Bogotá, vía Panamá, al aeropuerto de Maiquetía, a 20 km de Caracas, donde lo esperaban embajadores de países europeos y latinoamericanos.



"Sabemos los riesgos a los que nos enfrentamos, eso nunca nos ha detenido", declaró en la terminal aérea, donde un nutrido grupo de seguidores gritaban: "¡Guaidó, Guaidó!", "¡Sí se puede!".

Tras las marchas realizadas sin incidentes en todo el país en este lunes feriado de carnaval, Guaidó convocó a una nueva movilización el sábado y el martes a reuniones con sindicatos de empleados públicos.

"No nos quedaremos ni un segundo tranquilos hasta lograr la libertad de Venezuela", aseguró el opositor, quien goza de inmunidad como jefe del Parlamento de mayoría opositora.

Su regreso colocó al gobierno en un dilema: si lo detiene desataría una fuerte reacción internacional e interna, y dejarlo regresar sin problema, según Eurasia Group, "subraya la debilidad de Maduro".



"Bienvenido presidente"

Guaidó regresó de una gira por Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador, tras salir en secreto y entrar a Colombia hace diez días, según él, ayudado por militares venezolanos, en el marco del fallido intento de ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela.

Según un video que circula en Twitter, Guaidó tomó el intercomunicador del avión durante el vuelo: "Vamos a recuperar sin duda alguna nuestra democracia y nuestra libertad (...) ¿Se puede o no se puede?", preguntó. "Sí se puede", respondieron los pasajeros.

Maduro dijo que si Guaidó regresaba "tendrá que ver la cara" de la justicia -aliada del gobierno-, que le dictó impedimento de salida y congeló sus bienes, como parte de una investigación por "usurpación" de funciones.

Ante la multitud, el líder opositor mostró triunfante su documento de identidad: "Aquí está mi pasaporte, sano y salvo", celebró.



"Bienvenido presidente, eso me dijeron los funcionarios de Migración, con mucho cariño, con mucho respeto. La cadena de mando está rota", relató sobre su ingreso al país.

Apenas llegó a Venezuela, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, advirtió que "cualquier amenaza, violencia o intimidación contra él no va ser tolerada y se va a encontrar con una respuesta rápida". El secretario de Estado, Mike Pompeo, celebró el retorno.

"El riesgo de arresto sigue siendo muy real para Guaidó. El régimen de Maduro ha perfeccionado la burocratización de la represión", dijo el senador estadounidense Marco Rubio, al advertir que aún puede ser detenido cuando esté sin prensa, diplomáticos o partidiarios a su alrededor.

La representante de la Unión Europea, Federica Mogherini, advirtió que cualquier medida que ponga "en riesgo la libertad, seguridad o integridad personal" de Guaidó sería "una gran escalada de tensiones".

"Despertó a un pueblo decepcionado"

Guaidó se autoproclamó presidente interino el 23 de enero luego de que el Congreso declarara a Maduro "usurpador" por asumir el 10 de enero un segundo mandato que la oposición, como gran parte de la comunidad internacional, considera ilegítimo y originado en una reelección "fraudulenta".

En su periplo por Sudamérica, fue recibido con honores de presidente y se reunió con migrantes venezolanos, que hacen parte del éxodo de unos 2,7 millones que huyeron de la crisis desde 2015, según la ONU.

En Venezuela encuentra a un sector de la población ansiosa por un cambio, agotada de pasar trabajos por la falta de medicinas y alimentos, y la hiperinflación.

Guaidó regresa tras la frustrada operación que buscaba ingresar toneladas de medicamentos y medicinas, bloqueadas por los militares y grupos civiles armados (colectivos) en medio de disturbios que dejaron siete muertos y cientos de heridos.

Este lunes, reiteró su llamado a la Fuerza Armada, sostén del gobierno, y destacó que unos 700 militares y policías han desconocido a Maduro y traspasado las fronteras de Colombia y Brasil.

"Despertó a un pueblo decepcionado, es impresionante lo que ha logrado en menos de dos meses", declaró a AFP John Pedroza, de 60 años, en la concentración en Caracas.

Para el analista Luis Vicente León, el regreso de Guaidó "era vital" para rescatar "esperanza y liderazgo opositor". A su juicio, que no haya sido detenido "responde a la presión, pero parece indicar una negociación".



 




Notas Relacionadas



En esta nota