ORIENTE MEDIO

Israel rechazará entrada de civiles sirios a su territorio


Israel envió toneladas de productos alimenticios, prendas y medicamentos a civiles refugiados en la parte siria de los Altos del Golán

Israel ocupa desde 1967 una parte de los Altos del Golán situado en la frontera entre ambos países, que siguen de hecho en estado de guerra | Foto: AFP
Escuchar el artículo Pausar Lectura

01/07/2018

Israel seguirá suministrando ayuda humanitaria a los refugiados sirios que huyan de la guerra, pero no acogerá a ningún civil en su territorio, afirmó el domingo su primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Israel envió toneladas de productos alimenticios, prendas y medicamentos a civiles refugiados en la parte siria de los Altos del Golán tras haber huido de los combates en el sur de la vecina Siria, anunció el viernes el ejército israelí.

"Seguiremos defendiendo nuestras fronteras, ofreciendo ayuda humanitaria mientras podamos, pero no autorizaremos entradas a nuestro territorio", declaró Netanyahu antes del consejo de ministros semanal.

Reiteró la exigencia de Israel de que Irán se retire militarmente de Siria, lo que considera como una prioridad para su país.

Soldados israelíes pasan frente a un búnker con una pieza de artillería móvil que se ve desplegada cerca de la frontera con Siria en los Altos del Golán, anexionados por Israel | AFP

Israel ocupa desde 1967 una parte de los Altos del Golán situado en la frontera entre ambos países, que siguen de hecho en estado de guerra.

Los civiles sirios huyen de una ofensiva del régimen de Bashar Al Asad y de sus aliados desencadenada el 19 de junio para retomar las zonas rebeldes en la provincia de Deraa, en el sur de Siria.

El ejército israelí anunció el domingo en un comunicado que reforzó sus tropas en la parte israelí del Golán para "enfrentar lo que sucede al otro lado de la frontera".

El texto precisa que "la política de no intervención en el conflicto sirio sigue sin cambios mientras la soberanía israelí no sea cuestionada o que sus ciudadanos no sean amenazados".

Cuidándose de entrar en la espiral del conflicto, Israel bombardeó varias veces el territorio sirio, especialmente contra convoyes de armas destinadas, según ellos, al Hezbolá libanés, aliado del régimen sirio y enemigo del Estado hebreo.