SIRIA

Investigan denuncias del presunto ataque químico en Duma


La misión de la OPAQ está "recopilando" más información de "todas las fuentes disponibles", advirtió, para determinar si se utilizaron armas químicas contra civiles en Duma, en las afueras de Damasco.


Los civiles sufren los ataques en Siria. Foto: Internet
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/04/2018

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) mostró hoy su preocupación por el presunto ataque con armas químicas el pasado sábado en la ciudad siria de Duma y aseguró que su equipo está investigando lo ocurrido.

 "El Centro de Situación de la OPAQ ha estado monitoreando de cerca el incidente e hizo un análisis preliminar de los informes del supuesto uso de armas químicas, inmediatamente después de su emisión", aseguró este organismo en un comunicado.

 La misión de investigación de la OPAQ está "recopilando" más información de "todas las fuentes disponibles", advirtió, para determinar si se utilizaron armas químicas contra civiles en Duma, en las afueras de Damasco.

 La misión presentará sus conclusiones a los Estados parte, aunque la OPAQ, con sede en La Haya, no especificó cuándo tiene intención de hacerlo.

La Defensa Civil Siria, también conocida como los "cascos blancos", y la ONG Sociedad Médica Siria Americana denunciaron que las fuerzas leales al dictador sirio, Bachar al Asad, perpetraron el sábado un ataque químico en Duma que causó la muerte de al menos 42 civiles e hirió a otros 500.

Tanto las autoridades sirias como Rusia han negado de manera rotunda el uso de armas químicas en los bombardeos de Duma y ninguna otra fuente independiente lo ha confirmado.

 La ciudad de Duma es la última de la región de Guta Oriental que aún está bajo el control de los rebeldes, después de que las fuerzas gubernamentales hayan conseguido hacerse con la mayor parte de esa zona de las afueras de Damasco tras lanzar una ofensiva en febrero.

China

El Gobierno de China pidió hoy una investigación "justa y razonable" en el marco de las Naciones Unidas para determinar responsabilidades en el presunto ataque con armas químicas perpetrado el sábado en la ciudad siria de Duma, en Guta Oriental, que causó decenas de muertos.

 "Debe conducirse una investigación justa y razonable para que lleguemos a una conclusión que supere la prueba del tiempo", señaló en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Geng Shuang.

 La fuente oficial añadió que China "se opone firmemente al uso de armas químicas por cualquier país y organización, sea cual sea el propósito".

 China apoya el papel mediador de las Naciones Undias en el conflicto, "con la esperanza de que pueda promover una solución política", sostuvo el portavoz.

 El Consejo de Seguridad de la ONU, del que China es miembro permanente se reunirá de urgencia hoy para analizar la situación en Siria tras el ataque, atribuido por algunas partes al Ejército del régimen de Bachar al Asad.

 La reunión ha sido solicitada por nueve de los 15 integrantes del consejo: Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Polonia, Holanda, Suecia, Kuwait, Perú y Costa de Marfil.

Londres

El gobierno británico pidió el lunes una respuesta "fuerte y contundente" al presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma, sin acusar directamente al presidente sirio Bashar Al Asad pero recordando que ya perpetró ataques similares.

 En una conversación con su homólogo francés, el ministro de Relaciones Exteriores británico Boris Johnson "subrayó la necesidad urgente de investigar lo qué ocurrió en Duma y garantizar una respuesta fuerte y contundente", explicó el gobierno en un comunicado.

 El régimen de Al Asad "fue hallado responsable de usar gas venenoso en al menos cuatro ataques separados desde 2014", recordó.

 Tanto Jean-Yves Le Drian como Johnson coincidieron que la reunión de urgencia que mantendrá este lunes el Consejo de Seguridad de la ONU -del que ambos países son miembros permanentes- "podría ser un siguiente paso importante para determinar la respuesta internacional", reclamando que se ponga "sobre la mesa una amplia gama de opciones".

 Los Cascos Blancos, socorristas que operan en las zonas rebeldes en Siria, un grupo insurgente y la oposición en el exilio acusaron al régimen de Al Asad de un ataque con armas químicas el sábado en Duma, el último bastión anti-Asad en Guta Oriental, cerca de Damasco, que habría dejado docenas de muertos.



 




En esta nota