MUNDO

Violenta incursión policial en Nicaragua deja 10 muertos (grupo DDHH)


Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH)

Al menos 10 muertos, incluyendo dos menores, y unos 20 heridos dejó este domingo una violenta incursión. Foto AFP
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/07/2018

Al menos 10 muertos, incluyendo dos menores, y unos 20 heridos dejó este domingo una violenta incursión de fuerzas policiales y paramilitares a varios poblados en el sur de Nicaragua, informó un organismo de derechos humanos.

Seis de los muertos son civiles, entre ellos dos menores de edad, y cuatro policías antimotines, según un informe preliminar de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

"Este es un informe preliminar, aún esta en proceso de investigación de los nombres y edades de los fallecidos", dijo a periodistas el presidente de la ANPDH, Alvaro Leiva.

Agregó que pidieron a las autoridades abrir una vía para evacuar a los heridos pero no se lo permitieron.

"Hay francotiradores ubicados en diferentes partes de la ciudad. Le pedimos a los ciudadanos resguardarse e sus casas", instó Leiva.

 

También puedes leer: 

Paramilitares disparan contra vehículo de obispo

Paramilitares atacaron a balazos este domingo el vehículo en el que viajaba el obispo nicaragüense Abelardo Mata cuando se dirigía a la ciudad de Masaya, asediada por fuerzas gubernamentales, pero se encuentra "fuera de peligro", informo la Iglesia.

El obispo, que es uno de los cinco jerarcas católicos que median en el diálogo entre el gobierno y la oposición, "fue interceptado por paramilitares que rafaguearon su carro, le quebraron los vidrios y quisieron quemarlo", indicó su asistente, Roberto Petray.

El obispo auxiliar de Managua, Silvio Báez, dijo en Twitter que conversó con Mata y que "gracias a Dios está bien y fuera de peligro".

CIDH pide al Estado de Nicaragua garantizar la vida de las personas    

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió este domingo al Estado de Nicaragua garantizar la vida de su población, en el marco de la crisis sociopolítica que sufre este país y que ha dejado al menos 351 muertos desde el pasado 18 de abril.

"@CIDH toma conocimiento de represión violenta a las poblaciones de Masaya, Niquinohomo, Catarina, Diriomo y Diria (Pacífico), con heridos y detenidos. El Estado parece ignorar el diálogo. #Nicaragua debe garantizar la vida de las personas y respetar el debido proceso legal", indicó Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua en la CIDH, en un mensaje a través de Twitter.

Ese organismo informó, además, que junto a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) se presentaron este domingo en la cárcel El Chipote y en Tribunales del Complejo Judicial de Managua para conocer el estado de los detenidos en el marco de las protestas.

"El acceso fue restringido en ambos sitios. Pedimos al Estado y a la Justicia nicaragüense acceder a situación jurídica de los presos", agregó esa entidad.

La CIDH y organismos humanitarios nicaragüenses han responsabilizado al Gobierno de Daniel Ortega de las graves violaciones a los derechos humanos en el marco de la actual crisis, que deja ya al menos 351 muertos, según organismos humanitarios.

Las violaciones incluyen "asesinatos, ejecuciones extrajudiciales, malos tratos, posibles actos de tortura y detenciones arbitrarias cometidos en contra de la población mayoritariamente joven del país", según la CIDH, lo que ha sido rechazado por el Gobierno nicaragüense.

Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente. Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.



 




En esta nota