MUNDO

Identifican a kamikazes de atentados en Bruselas


Los hermanos Khalid e Ibrahim El Bakraoui estaban vinculados a los atentados de París. Este miércoles la Policía buscaba a Najim Laachraoui, otro de los implicados

La policía presentó las fotografías de los tres sospechosos. Los hermanos El Bakraoui fallecieron. Najim Laachraoui (Dcha), fue detenido
Escuchar el artículo Pausar Lectura

23/03/2016

Dos hermanos vinculados a los atentados de París fueron identificados este miércoles como los kamikazes del aeropuerto de Bruselas, donde se observó un minuto de silencio por los atentados yihadistas que sembraron el terror en el centro de Europa.

Los hermanos Khalid e Ibrahim El Bakraoui, vinculados a Salah Abdeslam, el hombre más buscado de Europa desde los atentados de noviembre en París detenido el viernes en Bruselas, participaron en los ataques del martes.

Los atentados del martes en el aeropuerto de Bruselas y en una estación de metro del barrio europeo de la capital belga, reivindicados por el Estado Islámico (EI), dejaron unos treinta muertos y unos 250 heridos.

La policía belga lanzó un llamado a testigos para identificarlos y volvió a publicar la imagen captada el martes por las cámaras de seguridad del aeropuerto en la que se ve a tres hombres, los tres sospechosos de los ataques del aeropuerto, empujando carritos con maletas.

Una fuente policial indicó que Ibrahim El Bakraoui podría ser el hombre que se ve en el medio de la imagen difundida el martes.

En la mañana del miércoles, la prensa belga publicó que había sido detuvo al tercer hombre sospechoso, que sería Najim Laachraoui, sobre quien pesa una orden de captura por los atentados de París, pero luego desmintió la información.

Los hermanos Bakraoui fueron condenados antes por asaltos a mano armada. Khalid habría alquilado bajo una falsa identidad un apartamento en Charleroi (sur), de donde partieron los autores de los atentados del 13 de noviembre en París, en los que Abdeslam tuvo un papel clave.

Minuto de silencio

Las autoridades decretaron tres días de duelo nacional. Este miércoles se observó un minuto de silencio en honor a las víctimas. El rey de los belgas y la reina, Felipe y Matilde, así como el primer ministro Charles Michel, asistieron a la ceremonia en el llamado "barrio europeo", donde están ubicadas las instituciones europeas, y cerca del lugar donde se produjo el ataque en la estación de metro Maalbeek.

"Este 22 de marzo no será nunca un día como los otros", declaró Felipe el martes en un poco habitual discurso transmitido por televisión.
En la plaza de la Bolsa, epicentro del homenaje de los habitantes de Bruselas a las víctimas de los ataques, la gente depositaba ramos de flores y se detenía este miércoles por la mañana unos minutos antes de continuar su camino.



 




En esta nota