MUNDO

Guaidó desafía a Maduro y se declara presidente interino de Venezuela


El líder opositor convocó a una movilización para el 23 de enero. Dijo que está dispuesto a encabezar un “Gobierno de transición” para lo cual pidió apoyo de las FFAA y la comunidad internacional. Maduro desestimó la decisión de la Asamblea


Juan Guaidó, ayer, en Caracas, dijo que la Constitución ampara su mandato
Escuchar el artículo Pausar Lectura

Hace 5 días

El titular de la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaidó, se declaró de hecho presidente interino de Venezuela y demandó respaldo del pueblo venezolano a través de una gran movilización el 23 de enero, de las Fuerzas Armadas y de la comunidad internacional para romper la usurpación del Gobierno a manos de Nicolás Maduro y convocar a elecciones libres.

Maduro desestimó las acciones que adelantó esta misma jornada la Asamblea Nacional para desalojarlo del poder y aseguró que continuará ejerciendo sus funciones al frente de la Presidencia, pese al desconocimiento de buena parte de la comunidad internacional.

“Allá ellos con su show, su juego y su burla, porque se burlan de su propia gente, acá nosotros con nuestro trabajo, tenemos mucho trabajo por hacer (y) yo seguiré cumpliendo mis funciones para las que ustedes me eligieron, con firmeza, con valentía”, dijo Maduro a periodistas en el Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Es más, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, dijo ayer que acomodó una celda para encarcelar al presidente de la Asamblea. “Guaidó, ya te acomodé la celda, con tu respectivo uniforme, espero que nombres rápidamente a tu gabinete para saber quienes te van a acompañar”, expresó a través de su cuenta en la red social Twitter la funcionaria, una férrea defensora del chavismo.

Maduro juró ayer un nuevo mandato de 6 años que lo mantendrá en el cargo al menos hasta 2025, y cuya legitimidad cuestionan la oposición y la comunidad internacional, que tachan de “fraudulentos” los comicios que ganó con holgura.

Mandato constitucional

“Asumiendo el deber que impone nuestra constitución en su artículo 333, el cual obliga a todo venezolano, investido o no de autoridad, a luchar para restituir el orden constitucional. Como presidente de la Asamblea Nacional, único poder electo y legítimo para representar al pueblo venezolano, me apego a la constitución y sus artículos 233, 333 y 350, que me da la legitimidad para ejercer la encargaduría de la presidencia de la República para convocar elecciones libres y convocar al pueblo, la Fuerza Armada y la comunidad internacional para hacerlo realidad. Necesitamos la fuerza de todos para que podamos lograr el cese de la usurpación y elecciones libres”, expresó Guaidó durante un cabildo abierto realizado en la sede de la ONU en Caracas.

El chavismo ha puesto en marcha un proyecto para que la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) disuelva el Parlamento lo antes posible.

Maduro aseguró en un mensaje de Twitter: “Hay mentes inmaduras en la oposición venezolana, están desesperados y llenos de contradicción; la vacuna contra ellos es el pueblo movilizado y el gobierno trabajando”.

Respaldo internacional

Guaidó recibió el respaldo del secretario general de la OEA, Luis Almagro, y del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Almagro, dio su aval a un eventual gobierno encabezado por el presidente del Legislativo, Juan Guaidó, tras la juramentación de Maduro para un nuevo mandato que considera ilegítimo.

“Saludamos la asunción de @jguaido como Presidente interino de #Venezuela conforme al artículo 233 de la Constitución Política. Tiene nuestro apoyo, el de la comunidad internacional y del pueblo de Venezuela”, indicó a través de su cuenta en Twitter.

Por su parte, la cuenta oficial del Departamento de Estado de EEUU, en su versión en español, felicitó el nombramiento de Guaidó y manifestó su apoyo a este órgano.

“En llamada con @jguaido, el secretario Pompeo reiteró el compromiso estadounidense con la Asamblea Nacional, la única institución legítima y elegida democráticamente que queda en #Venezuela, así como con el restablecimiento de la democracia en el país”, afirmó en Twitter.

Espera respaldo

Frente a un millar de manifestantes opositores en Caracas, el jefe del Legislativo, Juan Guaidó, dijo que la Constitución le da legitimidad para asumir el poder en una transición tras haber declarado a Maduro como “usurpador”, pero para ello pidió movilizaciones de calle y apoyo de la Fuerza Armada.

“¿Es suficiente apegarnos a la Constitución en (una) dictadura? No. Deben ser el pueblo de Venezuela, las Fuerzas Armadas y la comunidad internacional las que nos lleven a asumir”, expresó Guaidó. Por ello, el diputado llamó a una “gran movilización en todos los rincones de Venezuela”.

Guaidó desestimó las “amenazas” del chavismo de disolver el Legislativo y convocar a nuevos comicios para renovarlo, como fue propuesto esta semana en la Constituyente.

“No pueden disolver el Parlamento porque no tienen autoridad, ha sido usurpada, el mundo solo reconoce a este Parlamento nacional”, dijo Guaidó en una rueda de prensa en la que reiteró que la oposición no reconoce la legitimidad del nuevo periodo de seis años que juró Maduro. “El problema lo tiene precisamente Maduro, que no es reconocido”, añadió.

El martes, el constituyente Gerardo Márquez propuso en la plenaria de la ANC, integrada por más de 500 redactores de una nueva Constitución, todos afines al chavismo, que el foro estudie “la posibilidad” de disolver el actual Parlamento y convocar nuevas elecciones para renovarlo este año.

La propuesta fue recibida con aplausos y vivas en el foro chavista, que no es reconocido por numerosos gobiernos del mundo y la propia oposición, pero no se aclaró si finalmente será considerada.

Maduro señaló que apoyará esta medida si la ANC llegara a tomarla, porque el Ejecutivo está, aseguró, “subordinado” a este órgano supraconstitucional.

Pero Guaidó dijo que esta propuesta, que supondría “desconocer” la voluntad del pueblo, es una respuesta del Gobierno de Maduro a la “presión” y “exigencia” de los sindicatos y ciudadanos, que a finales de 2018 tomaron las calles para reclamar el fin de la acuciante crisis que atraviesa el país.

El Parlamento, que fue declarado en desacato por el Supremo semanas después de que la oposición ocupara la mayoría de los escaños en 2016, debe renovar sus miembros el próximo año.

MÁS DE 5.000 PERSONAS POR DÍA HUYEN DE VENEZUELA Y LA SITUACIÓN SE AGRAVARÁ EN 2019, ALERTA LA ONU

Entre 5.000 y 5.500 personas abandonan cada día Venezuela con destino a Colombia y otros países de la región, destacó ayer el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que subrayó un aumento de las cifras en importantes puertos fronterizos como el colombiano de Cúcuta.

La media de migrantes y refugiados venezolanos a otros países se redujo en diciembre con respecto a meses anteriores pero ha vuelto a repuntar, señalaron portavoces del organismo de la ONU.

Una gran mayoría de las llegadas de ciudadanos venezolanos se registran en Colombia (incluyendo los que desde allí viajan a Perú, Ecuador y otros países), con solo unos pocos cientos de migrantes diarios registrados a través de la frontera entre Venezuela y Brasil, detalló el ACNUR.

El Alto Comisionado señala que la cifra de migrantes registrados podría no reflejar el total real, ya que muchos venezolanos pasan las fronteras de forma irregular y no hay cifras oficiales de salidas por parte de Venezuela.

El ACNUR y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informaron en 2018 de que los países de América Latina y el Caribe acogen a 2,4 millones de refugiados y migrantes venezolanos, mientras que otros 600.000 se reparten en otras regiones.

Algunas proyecciones de organismos internacionales apuntan a que en 2019 otros dos millones de venezolanos podrían abandonar su país debido a la crisis económica y política.

La ola de refugiados y emigrantes venezolanos en Brasil registrará en 2019 una enorme expansión. Así lo estima un informe de las Naciones Unidas. Hacia fines del próximo año 190.000 venezolanos saldrán de su país rumbo a Brasil. Duplicará de este modo la cifra actual de 89.000. Para la ONU, ese desplazamiento en 2019 “será un gran desafío para los gobiernos receptivos” que sentirían “colmar su capacidad de respuesta”