MUNDO

Grupo de Lima descarta opción armada y pide elecciones para Venezuela


Presentarán una demanda ante la Corte Internacional de Justicia por las violaciones a los derechos humanos. Ratifican el reconocimiento a las autoridades electas por el Parlamento y remarcan que Nicolás Maduro usurpó el poder


Juan Guaidó recibió respaldo del Grupo de Lima y anunció que regresará a Venezuela
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

26/02/2019

El Grupo de Lima, reunido ayer en Bogotá, aseguró que la transición democrática en Venezuela tiene que ser llevada a cabo por los ciudadanos de ese país “pacíficamente y en el amparo de la Constitución”, descartando cualquier alternativa de uso de la fuerza.

Por su parte, el gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo que los problemas de su país serán resueltos en “unión nacional” con su Gobierno, en un mensaje dirigió a Estados Unidos y sus países aliados en América Latina a propósito de la reunión del Grupo de Lima que se celebró en Bogotá.

“Deben entender el imperio y sus lacayos que en Venezuela reina la autodeterminación de nuestro pueblo. Los problemas los resolveremos en unión nacional, con el Gobierno Bolivariano que presido. ¡Juntos por Venezuela!”, dijo el mandatario en Twitter antes del desarrollo de la reunión del foro regional.



El organismo “reitera su convicción de que la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza”, indicó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, al leer la resolución adoptada por los miembros del Grupo de Lima.

Asimismo, en la declaración se expresó “el derecho de todos los venezolanos a vivir en democracia y libertad y, por consiguiente, reiteran su respaldo a la celebración de elecciones libres y justas, abiertas a la participación de todas las fuerzas políticas, con acompañamiento y observación internacional, organizadas por una autoridad electoral neutral y legítimamente constituida”.

A renglón seguido, enfatizó en que unas nuevas elecciones democráticas “exigen la salida inmediata de Nicolás Maduro y el cese de la usurpación, respetando la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional y al presidente encargado, Juan Guaidó”.

El Grupo de Lima se reunió en Bogotá, con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence y de Guaidó, quien se proclamó mandatario interino de Venezuela, para estrechar el “cerco diplomático” a Maduro después de que el intento de ingresar ayuda humanitaria a ese país acabara en violencia.



El organismo también le pidió a la Corte Penal Internacional (CPI) que “tome en consideración” la “grave situación de Venezuela y la denegación del acceso a la asistencia humanitaria, que constituye un crimen de lesa humanidad”.

“Solicitar a la Corte Penal Internacional que tome en consideración la grave situación humanitaria en Venezuela, la violencia criminal del régimen de Nicolás Maduro en contra de la población civil, y la denegación del acceso a la asistencia internacional, que constituyen un crimen de lesa humanidad”, apuntó el documento.

Esta solicitud se enmarca en “el curso de los procedimientos que adelanta en virtud de la solicitud presentada por Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú el 27 de septiembre de 2018, y, posteriormente, refrendada por Costa Rica y Francia, y bienvenida por Alemania”.

En el documento también se condenaron las “acciones deliberadas del régimen ilegítimo de Maduro que, sin considerar el sufrimiento de la población”, prohibió el ingreso de ayuda humanitaria.

SUBEN A 167 LOS MILITARES Y POLICÍAS QUE DESERTARON
Once miembros de las fuerzas armadas de Venezuela desertaron en las últimas horas a Colombia, que en dos días ha recibido a 167 de ellos, informó ayer la autoridad migratoria.



Al menos cinco uniformados, uno vestido de civil, ingresaron este lunes por el puente internacional Simón Bolívar, que une a ambas naciones, constató un equipo de la AFP en la ciudad colombiana de Cúcuta.

Dos de ellos, de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, llegaron acompañados de sus perros antidrogas.

“Estamos en desacato con el gobierno que tenemos”, dijo uno de ellos, que venía escoltado por soldados colombianos.

De los 167 que han desertado, 157 han entrado por el departamento del Norte de Santander, del que Cúcuta es capital, y 10 por el de Arauca, indicó Migración Colombia en un comunicado.

“Varios llegaron con sus familias por temor a las represalias”, agregó el boletín.

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por medio centenar de países, ofreció amnistía a los miembros de la Fuerza Armada que rompan con el gobierno de Nicolás Maduro, cada vez más aferrado a los militares para mantenerse en el poder.



 




Notas Relacionadas