MUNDO

Gobernadores asumen hoy sus cargos y la oposición se divide


Dos opositores reconocieron los resultados. La Asamblea Constituyente toma juramento a los gobernadores electos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, junto a los gobernadores electos el domingo. Foto: Reuters

18/10/2017

La oficialista Asamblea Constituyente de Venezuela postergó para hoy  la sesión en la que juramentará a los gobernadores elegidos en los comicios regionales, cuyos resultados fueron desconocidos por la oposición y cuestionados por 12 países de América y la Unión Europea.

La Constituyente convocó la sesión, que inicialmente se iba a realizar la tarde de ayer, para hoy a las 11:00 locales (15:00 GMT), tres días después de los comicios, según anunció en su cuenta de Twitter.

Un nuevo frente de tensión se abrió en Venezuela. La oposición rechaza juramentar ante la oficialista Asamblea Constituyente a sus gobernadores elegidos en los comicios regionales ganados por el oficialismo, cuyos resultados desconoce y son cuestionados por varios países.

Sin embargo, dos candidatos opositores que perdieron en las elecciones a gobernadores en Venezuela han reconocido en las últimas horas su derrota ante aspirantes oficialistas, apartándose así del discurso de la alianza a la que pertenecen, que denuncia irregularidades y rechaza las cifras oficiales.
Por su parte, los gobernadores oficialistas acompañaron al presidente Nicolás Maduro en una rueda de prensa en la que fustigó a los países que ponen en duda la limpieza de los comicios.

El oficialismo ganó 17 de 23 gobernaciones en liza -la última también se la atribuyó pero el poder electoral no lo anunció-. Aunque tenía 20, consideró el resultado un triunfo pues los sondeos daban como favorita a la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

“Hubo un proceso electoral libre. El sistema electoral venezolano es el más auditado y seguro del mundo", manifestó el presidente.

Acusado por sus adversarios y algunos países de instaurar una “dictadura", Maduro hizo de estos comicios una validación de su Constituyente, desconocida por gobiernos de América y Europa y cuya elección en julio fue acusada de fraudulenta por la oposición y por la empresa que proporcionó la tecnología electoral.
El mandatario dispuso que los gobernadores elegidos deben subordinarse y juramentarse ante la Constituyente, so pena de ser destituidos. 

La MUD descartó hacerlo, pero sus divisiones internas despertaron dudas de último momento.

“La estrategia del gobierno es lograr legitimidad nacional e internacional de la Constituyente. La dirigencia opositora terminará por desconectarse abiertamente del electorado si va a esta instancia", dijo a la AFP el analista Eugenio Martínez.

Aunque la ley dice que los gobernadores deben jurar ante los consejos legislativos locales, tienen las manos atadas: La MUD arrasó en las parlamentarias de 2015, pero sus decisiones, con mayoría calificada, fueron anuladas por la justicia.

Rechazo internacional

Estados Unidos, Francia y la Unión Europea (UE) expresaron su preocupación por la “ausencia" de elecciones libres tras los resultados. “Nuestro pueblo le ha dado un mensaje brutal al imperialismo, a (el presidente Donald) Trump, a sus aliados regionales y a la derecha local", reaccionó Maduro. Al referirse a la UE, manifestó que el bloque “lo que hace es subordinarse" al presidente estadounidense Trump. “Ojalá abra los ojos" y “rectifique a tiempo", agregó.

Estados Unidos, que ya impuso sanciones a Maduro, a varios de sus funcionarios, y al país en el campo económico, no descarta nuevas medidas; en tanto que la UE evalúa esa posibilidad.

Doce países de América, que integran el llamado “Grupo de Lima", exigieron este martes la realización “urgente" de una “auditoría independiente" de los comicios en Venezuela. En cambio, Bolivia, Cuba y Nicaragua respaldaron el proceso electoral llevado a cabo en Venezuela.



En esta nota