MUNDO

G20: el llanto de Macri ante los líderes de las potencias mundiales


Fue una de las imágenes del día: presidente argentino no se contuvo y lloró sin que le importe la presencia de los presidentes de las naciones más poderosas


El presidente de Argentina, Mauricio Macri
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

30/11/2018

Tras el espectáculo presentado en la velada de gala del Teatro Colón, en reconocimiento a los líderes mundiales que participan de la cumbre del G20, los artistas culminaron la puesta de escena al grito de "Argentina, Argentina", lo que conmovió al presidente de este país Mauricio Macri.

En el teatro estaban presidentes como Donald Trump, que asistió junto a su hija Ivanka, el líder chino,  Xi Jinping, la canciller alemana, Angela Merkel (que estaba a lado de Macri), y el resto de invitados a la cumbre que reúne a las 20 economías más importantes del mundo. 

Mira el momento:



Trump impone su sello

El presidente Donald Trump impuso su sello a la cumbre del G20, que se celebra en Buenos Aires en un ambiente crispado por el conflicto entre Rusia y Ucrania y la "guerra comercial" entre Estados Unidos y China.

Nada hace pensar que habrá un consenso en el foro que reúne hasta el sábado a las 20 economías más potentes y emergentes del planeta y que tiene entre sus polémicos invitados al presidente ruso, Vladimir Putin, al chino Xi Jinping y al príncipe heredero saudita Mohamed bin Salmán.

Luego de que Trump anulara la cita que ambos habían fijado, Putin mostró su espíritu combativo al denunciar las "prácticas viciosas" de las "sanciones unilaterales" y del proteccionismo comercial.



En uno de los pocos momentos de concordia, Estados Unidos, México y Canadá firmaron un nuevo tratado de libre comercio tras meses de tensión, idas y venidas.

Bautizado T-MEC por los mexicanos, el pacto reemplaza al TLCAN que regía el comercio entre estos tres países desde 1994 y que fue derribado por Trump.

Los principales líderes mundiales también dieron la bienvenida al príncipe heredero saudita de 33 años evitando aislarlo en este viaje, el primero que realiza desde que el periodista Jamal Khashoggi fue asesinado en el consulado de Riad en Estambul.