MUNDO

Fuertes disturbios en segunda marcha contra Maduro


La Guardia Bolivariana reprimió otra vez y trató de bloquear su avance. El presidente Evo respaldó a Maduro 

La población venezolana salió otra vez a las calles para protestar

21/04/2017

Agentes antimotines y manifestantes se enfrentaron nuevamente ayer en un fuerte cruce de bombas lacrimógenas, piedras y cócteles molotov en Caracas, donde marcharon miles de opositores contra el presidente Nicolás Maduro, luego de tres semanas de violentas protestas que dejan ocho muertos.
 Un camión de la militarizada Guardia Nacional lanzó una batería de gases a los manifestantes en Chacaíto y en El Rosal, en vías de acceso a la estratégica autopista Francisco Fajardo, tras acudir en refuerzo de la policía y hacerlos retroceder, apoyados por blindados y camiones que tiran chorros de agua.

 "No me importa tragar gas, no me importa morir, pero tenemos que salir de esta mierda de Gobierno asesino y represor", dijo a la AFP Natasha Borges, de 17 años, en medio del caos.   El grueso de la manifestación se replegó hacia el este de la ciudad, pero un grupo de jóvenes manifestantes, con los rostros cubiertos con pañuelos y capuchas, se mantenía lanzando cócteles molotov y piedras, constaron periodistas de la AFP.

Un helicóptero de la Policía sobrevolaba la zona. Barricadas de basura eran quemadas en distintos puntos y algunos destrozaron una valla publicitaria para usar los restos de trinchera. Ayer, durante la movilización murieron un adolescente de 17 años en Caracas y una joven de 23 en San Cristóbal (fronteriza con Colombia) y un militar en las afueras de la capital. También hubo saqueos en la zona oeste de la ciudad capital.

Exigen elecciones
La ola de protesta se desató el 1 de abril, tras sentencias del máximo tribunal electoral, que retiró la inmunidad a los diputados y se adjudicó las funciones del Parlamento, único poder controlado por la oposición.

Maduro, a quien la oposición acusa de hundir al país en una de las peores crisis económica y política de su historia, asegura que las protestas buscan derrocarlo con el apoyo 
de Estados Unidos y llevar a una intervención militar contra Venezuela.

Su aliado, el mandatario boliviano Evo Morales lo secundó acusando a Washington de planear el derrocamiento de Maduro, cuyo mandato presidencial termina en 2019.

Maduro dice querer pronto elecciones para derrotar a la oposición. Las de gobernadores debieron realizarse en 2016, pero fueron suspendidas y aún no tienen fecha, las de alcaldes están pautados para este año y las presidenciales para diciembre de 2018. 



 




En esta nota