MUNDO

Francisco llega a Panamá y respalda a los migrantes


El pontífice arribó al país centroamericano en una pausa por la grave crisis que enfrenta el catolicismo por los abusos a menores


Francisco aterrizó en ciudad de Panamá con esperanza de cambio
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

24/01/2019

El papa Francisco arribó ayer a Panamá para encontrarse con la juventud, en medio de la mayor ola migratoria en América Latina forzada por la violencia y las crisis políticas y económicas, y de la crisis desatada por la ola de denuncias de abusos de menores en la Iglesia católica. El pontífice encabezará desde hoy la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

El pontífice argentino de 82 años se reunió con ocho jóvenes refugiados. “Es el miedo lo que nos vuelve locos”, comentó Francisco, respondiendo a un periodista que calificó de “locura” la promesa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de construir un muro en la frontera con México.

Miles de peregrinos, cubiertos de banderas, invadieron Ciudad de Panamá. “Quisiéramos (...) que hubieran más fronteras de amor, de paz, de amistad. El papa Francisco” quiere “que, en lugar de crear muros, abramos caminos”, dijo a la AFP Carlos Gil, un joven salvadoreño que espera al jerarca.

“El santo papa siempre está apoyando a los países en crisis (...). No estamos solos”, expresó la nicaragüense Wendy Florez.

Francisco, quien llegó al aeropuerto internacional de Tocumen ayer a las 16:30 locales (17:30 HB), coincide con la mayor ola migratoria jamás registrada en Latinoamérica.

Hondureños, guatemaltecos, salvadoreños, nicaragüenses y venezolanos traspasan fronteras a diario en busca de oportunidades.

Desde Centroamérica, multitudinarias caravanas que huyen de la violencia de pandillas y los conflictos políticos se dirigen hacia Estados Unidos.

Y los venezolanos escapan de una destructiva crisis económica, con hiperinflación y escasez de alimentos y medicinas. La ONU teme que, a finales de año, haya unos 5,3 millones de “refugiados” de ese país. En Panamá, el fraile venezolano Edwin Fernández espera que el mensaje del papa ayude en “la situación terrible que estamos pasando”.

Francisco, quien anunció que en noviembre irá a Japón, permanecerá cinco días en Panamá.