MUNDO

Francia rinde homenaje a víctimas de Niza


Flores y cartas se pueden encontrar en el paseo de los ingleses, lugar donde una multitud murió embestida durante las celebraciones del 14 de julio

Altar de flores en Niza, para rendir homenaje a las victimas
Escuchar el artículo Pausar Lectura

15/07/2016

Familiares y amigos de las víctimas o simples ciudadanos se apersonaron este viernes con flores, cartas e incluso sandías al Paseo de los Ingleses en Niza (Francia). Donde durante la celebración del Día de la Bastilla un hombre al volante de un camión embistió y mató a al menos  84 personas y dejó en estado crítico a más de 50.

"Estaba allí ayer por la noche, tenía que encontrar a mis amigos, pasé la noche buscándolos y he sabido que uno de ellos, Ahmed, ha muerto", comentó Samir, un joven de 22 años que entre lágrimas y con un ramo de flores se dirigía al altar, donde se empiezan a acumular flores y pequeñas notas de adiós.

Niños, jóvenes y adultos disfrutaban de los fuegos artificiales, como parte de la celebración del 14 de julio.

"Estamos en shock, tenemos la impresión de que podría pasar en cualquier sitio, que ningún lugar está a salvo de lo que ocurre en este momento en el mundo", declaró Becky, mientras tomaba de la mano a su prometida, Alisa. Ambas habían ido a pasar unos días a Niza, ciudad conocida como "gay friendly”.

En la esquina, en la "brasserie" Balthazar, que da al lugar de la RambIa donde el camión se detuvo finalmente tras avanzar dos kilómetros arrollando a decenas de personas, varios jóvenes, camareros del establecimiento, despliegan una pancarta sobre la pared. Alexandra, de 23 años, explica cómo el personal ayudó a los viandantes aterrorizados a entrar y a refugiarse "en cualquier lado, bajo las mesas, en los baños".

Junto a los vehículos de cadenas de televisión de todos los países, una "scooter" aparcada con el morral lleno de sandías que va distribuyendo a los viandantes. "Queríamos hacer algo para tranquilizar a la gente, decirles que aquí tenemos un estilo de vida, que no nos vamos a atemorizar", explica Adrien, de 25 años.

Por toda Francia se han reproducido los actos de homenaje más o menos espontáneos, con minutos de silencio o entonando la Marsellesa, el himno nacional francés.



 




En esta nota