MUNDO

Exboxeador muere atragantado en una competencia de comer medialunas


Mario Melo fue campeón en semipesado y pesado, falleció de una manera inaudita en un concurso

Mario Melo, murió atragantado por una medialuna.
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/11/2018

El juego consistía en comer más medialunas en un minuto y de pronto Mario Melo, exboxeador argentino que estaba concursando, se atragantó con una de ellas causándole la muerte.

En aquél momento, especialistas le realizaron tareas de reanimación y luego lo trasladaron de inmediato al Hospital Municipal de Pinamar, donde murió, según reporta el diario Clarín.

"Se atragantó. Estaba masticando la segunda medialuna y se mete la tercera, la otra todavía no la había tragado, la estaba masticando. Aparece el locutor y le dice 'Mario, me prometiste que ibas a comer cinco y comiste tres'. El ahí empezó a los manotazos", contó Aída, una de las hermanas de Melo, que vio la competencia por un canal de TV local. La mujer aseguró que todos creían que el ex boxeador "estaba haciendo una broma". 

 

La mujer cuestionó la atención médica que recibió porque, dijo, le hicieron maniobras de resucitación cardiopulmonar en vez de hacerle la maniobra de Heimlich, la compresión para desobstruir las vías respiratorias. "Le hicieron presión como si fuese un infarto", afirmó y también criticó que el médico que lo atendió "estaba en el público, no había ambulancia". 

La versión oficial es diferente. Walter Ciancio, director del hospital municipal de Pinamar, estaba en el evento cuando esto ocurrió y fue el primer médico que intentó salvarle la vida a Melo. "Se tapó la vía aérea con una medialuna y eso le provocó un paro respiratorio", explicó. Contó que trataron de reanimarlo, pero ya era tarde: "Lo seguimos reanimando en la ambulancia y en el hospital, pero no pudimos salvarlo". El médico también opinó que no debería volver a hacerse este tipo de competencias. "No la recomiendo", sentenció. 

Melo, quien padecía diabetes según confirmó su familia, fue campeón semipesado y pesado de boxeo durante las décadas del 80′ y 90′. Vivía en una casa ubicada en Ostende, localidad lindera a Pinamar, y cobraba una pensión para ex boxeadores. Al exboxeador lo apodaban "Mazazo" y era "una persona muy querida" por sus vecinos.

El ex boxeador tomó notoriedad el último año cuando confesó que participó de una pelea arreglada en la que enfrentó al peleador cordobés Fabio "La Mole" Moli en 1997.

 

 



 




En esta nota