ESCÁNDALO

ExPlayboy ya puede contar su aventura con Trump


Karen McDougal llega a un acuerdo judicial con la editora del 'National Enquirer', a quien acusaba de haber enterrado la historia durante la campaña


La exmodelo de Playboy Karen McDougal asegura que tuvo un romance con Trump. Foto:LaPrensa.hn
Escuchar el artículo Pausar Lectura

19/04/2018

La exmodelo de Playboy Karen McDougal anunció que ha llegado a un pacto judicial para romper el acuerdo de confidencialidad que le impedía contar en los medios una supuesta aventura con Donald Trump. El acuerdo supone que McDougal podrá ahora vender su historia. La demanda de McDougal fue la segunda conocida, tras la de la actriz porno Stormy Daniels, para librarse de sendos acuerdos de confidencialidad con los que fueron silenciadas en el verano de 2016, coincidiendo con la campaña presidencial de Trump.

El grupo editorial American Media Inc. pagó a McDougal 150.000 dólares ese verano para hacerse con la exclusividad de publicar una aventura sexual que la modelo asegura que tuvo con Trump en 2007. AMI es la editora de The National Enquirer, un tabloide de cotilleos. El presidente de AMI es David Pecker, amigo de Donald Trump y ferviente partidario del presidente.

La historia nunca se publicó. El acuerdo otorgaba a AMI la exclusividad de la historia, por lo que McDougal se exponía legalmente si contaba su aventura en otro sitio. Además, otras partes del acuerdo, como la publicación de una columna de consejos de McDougal y su presencia en una portada, tampoco se cumplieron. McDougal está convencida de que se trató de una operación de cazar y matar, según el argot periodístico de EE UU, es decir, comprar una historia para enterrarla. En las negociaciones para el acuerdo de exclusividad participó Michael Cohen, el abogado de Trump, según McDougal.

McDougal denunció el acuerdo de exclusividad en un juzgado de Los Ángeles a raíz de otra denuncia similar, presentada por la actriz porno Stormy Daniels, para romper un acuerdo de confidencialidad que le impide hablar de otra aventura sexual con Trump. Ambas denuncias sirvieron para que el público viera por primera vez cómo son los contratos de confidencialidad con los que se protegen hombres poderosos de la publicidad de sus aventuras sexuales.

El acuerdo amistoso anunciado este miércoles pone fin a la demanda de McDougal. Según los términos firmados, AMI recibirá el 10% de los beneficios que obtenga McDougal por vender su historia, con un límite de 75.000 dólares. La modelo será portada de Men’s Journal, una revista del grupo, y además se publicarán las columnas de consejos sobre fitness que le prometieron en su día. McDougal no tiene que devolver los 150.000 dólares.

El caso sienta un precedente ante la demanda de Stormy Daniels. El principal peligro de estas dos demandas era que los jueces quieran aclarar el fondo de los hechos (el presidente niega las aventuras extramatrimoniales, que sucedieron cuando llevaba un año casado con Melania Trump y su hijo apenas tenía meses de edad) y llamaran a declarar a Trump.

La decisión de AMI de llegar a un acuerdo, aparentemente muy favorable para McDougal, llega una semana después de que el FBI registrara las oficinas y el domicilio de Michael Cohen, abogado personal de Trump y la persona supuestamente detrás de la negociación para silenciar a la modelo. En ese registro, según fuentes de la investigación citadas por los medios estadounidenses, los agentes iban buscando documentación relativa a los pagos a estas dos mujeres por su silencio. Esos pagos están bajo sospecha porque, al tener la intención de favorecer la imagen de Trump como candidato, pueden ser considerados donaciones ilegales a la campaña electoral.



 




En esta nota