SEGÚN UN ESTUDIO

Evasión en Perú llegará a 20.000 millones de dólares en 2018


La evasión tributaria en Perú llegará a los 66.000 millones de soles advirtió este miércoles el Grupo de Justicia Fiscal


Foto referencial
Escuchar el artículo Pausar Lectura

05/09/2018

La evasión tributaria en Perú llegará a los 66.000 millones de soles (unos 20.000 millones de dólares) en 2018, advirtió hoy el Grupo de Justicia Fiscal, integrado por representantes de las organizaciones CooperAcción, Oxfam y Grupo Propuesta Ciudadana.

La investigación determinó que esa cantidad es equivalente al presupuesto del Gobierno peruano para inversión social en Salud, Educación, Saneamiento, Agricultura y Protección Social.

 Esto hace que Perú tenga unos niveles de evasión tributaria muy superiores a los países desarrollados e incluso a otros países de Latinoamérica, señalaron hoy en conferencia de prensa el exviceministro José de Echave, de CooperAcción; Alejanda Alayza, de Oxfam; y Epifanio Baca, del Grupo Propuesta Ciudadana.

En los últimos diez años, el gasto tributario, que comprende las exoneraciones, excepciones, deducciones y cualquier otro incentivo tributario, llegó a los 120.000 millones de soles (unos 36.200 millones de dólares), entre ellos 8.000 millones de soles (unos 2.400 millones de dólares) en litigios con grandes empresas.

"Este trato privilegiado es en realidad un subsidio que pagamos todos los peruanos y que este año será de más de 500 soles (150 dólares) per cápita", explicaron los miembros del Grupo de Justicia Fiscal.

Las exoneraciones del impuesto general a las ventas (IGV) a los juegos de azar y apuestas alcanzaron los 2.000 millones de soles (unos 600 millones de dólares) en los últimos ocho años.

Este subsidio alcanzará los 438 millones de soles (132 millones de dólares), cantidad superior a la que el Gobierno peruano destina a programas sociales como Cuna Más y la lucha contra la corrupción, entre otros.

Los autores de la investigación mostraron que, si bien las exportaciones mineras se han recuperado en un 50 %, al pasar de 57.000 millones de soles (17.000 millones de dólares) en 2015 a 86.000 millones de soles (26.000 millones de dólares) en 2017, no ha ocurrido lo mismo con la recaudación tributaria en este sector.

La recaudación neta minera, tras descontar las devoluciones tributarias, se encuentra en niveles mínimos, al alcanzar apenas 846 millones de soles (255 millones de dólares) en el año 2017.

Asimismo, denunciaron que las devoluciones tributarias al sector minero entre 2012 y 2017 han pasado de 1.959 millones de soles (600 millones de dólares) a 6.144 millones de soles (1.850 millones de dólares), lo que le convierte en el rubro más beneficiado al captar el 30 % de las devoluciones tributarias.

El Grupo de Justicia Fiscal resaltó que la presión tributaria tocó fondo en 2017 al caer por debajo del 13 % del producto interior bruto (PIB), lo que generó "situaciones críticas".

Ante ello, planteó nueve medidas, entre ellas la revisión integral de las facultades de acceso de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) al secreto bancario, además de ampliarlo y adecuarlo a parámetros establecidos por la fiscalidad internacional.

También recomendaron modificar aquellas exoneraciones e incentivos tributarios que actualmente son indeterminados e indefinidos para que tengan metas de desempeño y plazos específicos, además de una revisión general, de manera que se pueda reducir el gasto tributario en, por lo menos, 1 % del PIB para el año 2021.

 Otro consejo fue fortalecer la capacidad de la Sunat para evaluar y fiscalizar el valor declarado de las exportaciones mineras y las declaraciones de gastos y deducibles, para prevenir situaciones de subvaluación del valor exportado o la reducción artificial de la base imponible.


 




En esta nota