MUNDO

Europa apela a la unidad ante las críticas de Trump


El presidente electo de EEUU asumirá el cargo el viernes y el mundo está expectante a sus primeras medidas en política exterior. Por su parte, China ya le advirtió por su cercana relación con Taiwán

Trump está organizando su equipo de Gobierno desde la Torre Trump en Nueva York

17/01/2017

Los dirigentes europeos, con la alemana Angela Merkel al frente, apelaron ayer a la "unidad" y a tomar el destino "en mano", ante las críticas contra la Unión Europea (UE) y la OTAN del próximo presidente estadounidense, Donald Trump, que asume su cargo el 20 de enero. 

 "Los europeos tenemos nuestro destino en nuestras propias manos. Voy a continuar comprometiéndome para que los 27 Estados miembros (ya sin el Reino Unido) trabajen juntos mirando al futuro", dijo la jefa del Gobierno alemán, criticada por Trump por su política migratoria. Ya desde la campaña electoral, las críticas de Trump no dejan indiferentes a sus blancos -sean México, China o la OTAN- y, en el caso de la UE, el estadounidense celebró lo que era una de las principales crisis del proyecto europeo en los últimos años: la salida del Reino Unido, la primera de un país en 60 años.

 En declaraciones a los diarios The Times y Bild, el futuro mandatario consideró una buena decisión la marcha del Reino Unido del bloque y pronosticó que "otros países dejarán" la UE, según él, por culpa de la crisis migratoria. Trump pronosticó también que el brexit será un "éxito" y anunció que se reunirá "muy rápidamente" con la primera ministra británica Theresa May, quien, según la prensa, abogará hoy por un divorcio "duro" con la UE en un esperado discurso.

 La respuesta de los europeos, quienes intentan dar un nuevo impulso al bloque especialmente en materia de seguridad y defensa, no se hizo esperar. "La Unión Europea seguirá unida. Estoy 100% segura de ello", dijo la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, al término de una reunión de cancilleres de la UE.

Preocupación en la OTAN
Las declaraciones de Trump no solo preocupan fuera de EEUU, sino también a la actual administración saliente de Barack Obama. Su embajador ante la UE, Anthony Gardner, ya advirtió el viernes de la "absoluta locura" que sería apoyar la "fragmentación de Europa".
 La inquietud de los europeos, que en los últimos años sufrieron una serie de atentados yihadistas, es mayor ante las críticas del magnate a una de sus garantías en materia de seguridad, la OTAN. Trump calificó de "obsoleta" la Alianza Atlántica de la que forman parte 22 de los 28 países del bloque europeo, a los que reprochó no pagar "lo que deberían".

Consecuencias 
Las líneas de política exterior esbozadas por Trump también atacan dos puntos de la línea de flotación de la diplomacia europea: las sanciones contra la Rusia de Vladimir Putin, con quien mantiene una aparente cercanía, y el acuerdo con Teherán sobre su programa nuclear.

Entretanto China advirtió de nuevo que si Trump insiste en querer reforzar sus relaciones con Taiwán, considerada como una isla rebelde por Pekín, "se dará un tiro en el pie" y "se enfrentará a la oposición general del Gobierno y del pueblo chino” 



En esta nota



e-planning ad