MUNDO

Escándalo sexual sacude la campaña de Hillary


Su principal asesora de la candidata demócrata, Huma Abedin, se vio envuelta en un escándalo con su esposo, que afecta a la campaña. Abedin terminó renunciando

Huma Abedin (izq.), principal asesora de Hillary, tuvo que renunciar por el escándalo sexual
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/08/2016

Mientras su esposa, Huma Abedin, recorre el país haciendo campaña para la candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, el ex congresista caído en desgracia Anthony Weiner envía fotos suyas subidas de tono a una mujer desconocida.

El reporte del New York Post que incluyó material de alto contenido sexual dejó en evidencia que Weiner no perdió su hábito de hacer sexting, pese a que esa práctica le costó su carrera política en 2011.

Ese año se filtraron imágenes de él en ropa interior que envió a una universitaria de 21 años de Washington. En un primer momento lo desmintió, pero luego reconoció haber tenido relaciones "inapropiadas" con mujeres a través de Twitter.

A causa del escándalo sexual protagonizado por su marido, Abedin debió renunciar a su puesto de jefa de gabinete del Departamento de Estado.

Pero esta vez la consejera política dijo basta. "He tomado la decisión de separarme de mi marido", afirmó Abedin, de 40 años, en un comunicado. "Anthony y yo nos dedicaremos a hacer lo que es mejor para nuestro hijo, que es la luz de nuestra vida", añadió. Así lo reflejó el portal Infobae.

En uno de los chats que publicó el New York Post (en los que se han enviado numerosas selfies e intercambiado frases sexuales explícitas), Weiner, de 51 años, comparte una imagen en la que se ve su hijo, Jordan, de cuatro años, fruto de su matrimonio con Abedin.

"Alguien acaba de trepar a mi cama", escribió Weiner, para luego mandar la imagen en la que aparecen sus partes íntimas en primer plano, pero al costado se observa al pequeño, enrollado en una manta verde.

Según la información del citado tabloide, el intercambio de mensajes entre ellos se inició en enero de 2015 y continuó hasta agosto. A cambio de anonimato, la mujer entregó al Post el material fotográfico y varias capturas de pantalla de los mensajes.

Según el testimonio de la mujer, Weiner la invitó a una cita en repetidas ocasiones, pero nunca llegaron a verse en persona.

No obstante, la falta de contacto físico no impidió al que podría haber sido alcalde de Nueva York satisfacerse. En una de las conversaciones confesó haberse masturbado con las imágenes insinuantes de la mujer, que se mostró en ropa interior en más de una ocasión.

,
n


 




En esta nota