MUNDO

En Yemen prometen vengar a los 140 muertos


La masacre, que ha dejado 525 heridos, se registró en la capital yemenita durante un funeral. Varios líderes de este país han convocado a su pueblo a "tomar las armas"

Los expertos forenses investigan la escena donde los aviones de guerra bombardearon un funeral en Saná, la capital de Yemen
Escuchar el artículo Pausar Lectura

09/10/2016

La masacre de 140 personas en un bombardeo contra el funeral de la madre de un prominente líder rebelde yemení en Saná ha desatado promesas de venganza y críticas internacionales, mientras que la coalición árabe, a quien se responsabiliza del ataque, ha negado lo ocurrido y ha prometido una investigación.

El expresidente yemení Ali Abdalá Saleh, aliado de los rebeldes hutíes chiíes, clamó este domingo venganza contra Arabia Saudí, que encabeza dicha coalición, e instó a sus seguidores a "tomar las armas" y a dirigirse a las fronteras con el reino wahabí para enfrentarse a sus fuerzas.

En un discurso en la televisión yemení, Saleh pidió a los Ministerios de Interior y Defensa, así como al jefe del Estado Mayor, que comiencen a agilizar todos los preparativos para acoger a los combatientes en los frentes de las regiones de Niyrán, Yizán y Asir, fronterizas con Arabia Saudí.

Asimismo, también demandó al resto de países a tomar partido y a acabar con el conflicto en su país. "Invito a la comunidad internacional a asumir su responsabilidad por las masacres que ocurren en Yemen", declaró.

,
n
,

Desde esa comunidad internacional comenzaron a llegar las críticas hacia la masacre. En un comunicado, el coordinador para Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas en Yemen, Jamie McGoldrick, condenó "inequívocamente este horrible ataque".

Además, en la misma nota precisó que el número de heridos causados en el atentado fue de 525 y presentó sus condolencias a los familiares de las víctimas, al tiempo que exigió que se abra una investigación sobre lo ocurrido.

Junto a la ONU, el Gobierno de Estados Unidos denunció también la masacre y afirmó que, como consecuencia, revisará su apoyo a la coalición militar liderada por Arabia Saudí en el Yemen.

,
n
,

En ese sentido, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price, advirtió en un comunicado de que "la cooperación de seguridad de Estados Unidos con Arabia Saudí no es un cheque en blanco".

Asimismo, el Ministerio francés de Asuntos Exteriores condenó en un comunicado la masacre y urgió a las partes implicadas en el conflicto a respetar el derecho humanitario y a la búsqueda de "una solución política".

Además, miles de manifestantes se concentraron este domingo ante la sede de la ONU, convocados por los rebeldes hutíes, para condenar el ataque. En la protesta, los asistentes entonaron cánticos en contra de la coalición árabe y de Estados Unidos.

Por su parte, la alianza encabezada por Riad negó ser la responsable de la masacre y prometió hoy que pondrá en marcha una investigación para esclarecer lo ocurrido.



 




En esta nota