MUNDO

En Turquía inician juicio a un pastor por terrorismo


Andrew Brunson es acusado de haber actuado por cuenta del predicador Fethullah Gülen, a quien Ankara atribuye el golpe de Estado fallido de julio de 2016


Andrew Brunson es juzgado por supuesto terrorismo en Turquía. Foto: Internet
Escuchar el artículo Pausar Lectura

16/04/2018

 

El juicio de un pastor estadounidense acusado de actividades "terroristas" y cuya detención en Turquía desde hace un año y medio avivó las tensiones entre Ankara y Washington, comenzó este lunes en el oeste de Turquía.

 La vista comenzó por la mañana en un juzgado del complejo penitenciario de Aliaga, en la provincia de Esmirna, constató un periodista de la AFP.

 Andrew Brunson, vestido con traje oscuro y camisa blanca, afirmó que llevaría a cabo su defensa en turco, recurriendo a traductores solo cuando lo necesitara.

 El norteamericano de 50 años, que dirigía con su esposa una iglesia protestante en Esmirna (oeste), fue detenido por las autoridades turcas en octubre desde 2016 y ha permanecido en la cárcel desde entonces.

 Está acusado en particular de haber actuado por cuenta del predicador Fethullah Gülen, a quien Ankara atribuye el golpe de Estado fallido de julio de 2016, pero también del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). Turquía considera "terroristas" estas dos organizaciones.

 Brunson también está acusado de espionaje con fines políticos y militares.

 "Su derecho a la libertad y la seguridad se han violado desde hace tiempo. En primer lugar esperamos obtener su liberación", afirmó el domingo a la AFP su abogado, Cem Halavurt. "Creemos que será finalmente absuelto porque estamos convencidos de su inocencia".

 Si fuera hallado culpable podría ser condenado a dos penas de 15 y 20 años de cárcel, según su abogado.

 Su esposa, Norine Brunson, estaba presente el lunes en el tribunal, así como el senador estadounidense Thom Tillis y el embajador especial de Estados Unidos para la libertad religiosa internacional, Sam Brownback.

 - 'Esperanza' -

"Hay expectativas y esperanza, pero por supuesto también está triste porque es inocente", señala su abogado. "Ha estado encarcelado por nada durante demasiado tiempo".

 Los cargos contra él son, sin embargo, menos graves que los formulados en el primer auto de acusación publicado el 13 de marzo, en el que la fiscalía lo acusaba de pertenecer a la organización de Gülen y pedía cadena perpetua.

 El acta precisa ahora claramente que no se le acusa de pertenencia a un grupo "terrorista", ni el de Gülen ni el PKK.

 Gülen, que vive desde hace unos 20 años en Estados Unidos, niega cualquier implicación en ña intentona golpista de 2016.

 La detención de Brunson es uno de los principales motivos de discordia entre Estados Unidos y Turquía, dos países aliados en la OTAN, cuyas relaciones se han deteriorado en los últimos tiempos.

 Las tensiones se deben, sobre todo, al apoyo que Washington brinda a una milicia kurdosiria considerada como "terrorista" por Ankara, al arresto en Turquía de dos empleados de misiones diplomáticas estadounidenses y al hecho de que Estados Unidos rechace las peticiones de extradición de Gülen. 

En septiembre, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sugirió que su país podría liberar a Brunson a cambio del predicador. "Ellos (los estadounidenses) nos dicen: 'Dennos al pastor'. Pero ustedes también tienen a un religioso (Gülen). Entréguenlo y juzgaremos [al pastor] y se lo devolveremos", declaró entonces. 

Washington intenta lograr la liberación de Brunson, pero siempre ha rechazado la posibilidad de un intercambio. 

Las autoridades estadounidenses abandonaron sin embargo discretamente las acciones judiciales contra 11 agentes de seguridad de Erdogan, acusados de agredir a manifestantes prokurdos en Washington durante una visita del presidente turco en mayo de 2017. 

Y dos partidarios del presidente turco juzgados en el mismo caso serán liberados próximamente, tras haber sido condenados a 366 días de prisión. 

Varios medios turcos informaron que senadores estadounidenses habían pedido asistir a la primera audiencia de este lunes. 

"Hemos seguido este caso de cerca", aseguró a la AFP un responsable estadounidense que quiso guardar el anonimato. 

"Hemos visitado con frecuencia al señor Brunson desde su detención", añadió. "Esperamos que la justicia turca resuelva este caso de forma justa y razonable". 

La policía había detenido a la esposa del religioso, Norine Brunson, junto con él, pero las autoridades la liberaron en diciembre de 2016. 

"Por favor, recen para que se desciña la cuerda que ata a Andrew", escribió en un mensaje publicado en una página de Facebook en apoyo de su marido. 



 




En esta nota