MUNDO

El mundo lamenta impotente el desastre


Desde la canciller de Alemania, pasando por el presidente de EEUU, muchos líderes mundiales deploraron la tragedia


El presidente Macron junto a su esposa y una comitiva visitó la iglesia. Foto: EFE
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

16/04/2019

El mundo deploró con impotencia el incendio que el lunes dañó buena parte de la catedral Notre Dame de París, ‘símbolo de Francia’ y la cultura europea según la canciller alemana Angela Merkel, un siniestro calificado de ‘horrible’ por Donald Trump.

El presidente estadounidense fue uno de los primeros en reaccionar, al reclamar en un tuit una acción inmediata cuando las imágenes de televisión mostraron el dantesco episodio.

“Es tan horrible ver el enorme incendio en la catedral de Notre Dame en París. Tal vez se puedan usar aviones cisterna para apagarlo. ¡Debe actuarse rápidamente!”, tuiteó Trump.



Los principales canales de noticias estadounidenses alteraron sus programas para transmitir imágenes en vivo del incendio. Melania Trump, primera dama de EEUU, dijo tener el “corazón roto” por los parisinos, al ver las llamas devorar la catedral.

El expresidente Barack Obama dijo que es humano deplorar las pérdidas “pero también es nuestra naturaleza reconstruir para el mañana, con tanta fuerza como se pueda”.

“Estas horribles imágenes de Notre Dame en llamas duelen. Es un símbolo de Francia y de nuestra cultura europea. Nuestros pensamientos están con los amigos franceses”, tuiteó el portavoz de Merkel, Steffen Seibert.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, consideró que el incendio golpeaba “también el corazón” de los alemanes.



Lo mismo sucedió en Italia, donde el jefe de gobierno Guiseppe Conte deploró “un golpe en el corazón para los franceses y para todos los europeos”.

El jefe del gobierno español también destacó el golpe asestado a la civilización europea. 

“El incendio de Notre Dame es una catástrofe para Francia. Y lo es para España y para Europa. Las llamas arrasan 850 años de historia, de arquitectura, de pintura, de escultura. Será difícil olvidarlo. Francia puede contar con nosotros para recuperar la grandeza de su patrimonio”.



 




En esta nota