MUNDO

El caza militar Boeing T-X realiza su primer vuelo de prueba


La aeronave fue diseñada con todas las exigencias de la Fuerza Aérea de EEUU


21/12/2016

Boeing y su socio Saab anunciaron hoy el primer vuelo del nuevo caza de entrenamiento militar T-X, diseñado específicamente de acuerdo con los requerimientos de entrenamiento de las Fuerzas Aéreas estadounidenses.

Este es un paso más de Boeing y Saab para obtener un contrato con la Fuerza Aérea estadounidense valorado en 11.000 millones de
dólares para el entrenamiento de vuelos de aviones tipo caza.

Durante el vuelo, de 55 minutos, el piloto de pruebas principal del T-X, Steven Schmidt, y el piloto jefe de los Programas de las Fuerzas Aéreas de EEUU, Dan Draeger, que viajaba como copiloto, validaron las características principales del reactor monomotor y demostraron su buen rendimiento, informó Boeing en un comunicado.

"Cumple todas las expectativas. Está bien diseñado y ofrece excelentes características de manejo. El cuadro de mando es intuitivo, amplio y regulable, de manera que todo está al alcance de tu mano", declaró Schmidt en el comunicado.

Ambos pilotos se habían adiestrado previamente para el vuelo utilizando el sistema completo del Boeing T-X, que incluye
entrenamiento y simulación en tierra.

Con un motor, dos colas gemelas, el asiento del copiloto ligeramente más elevado que el del piloto para que el instructor tenga mayor visibilidad, y un cuadro de instrumentos avanzado con sistema de entrenamiento incorporado, el Boeing T-X es más asequible y adaptable que los aviones más antiguos que se utilizan ahora.

Boeing y la sueca Saab presentaron los primeros dos aviones T-X en septiembre, el segundo de los cuales se encuentra en periodo de pruebas en tierra y se prevé que realice su primer vuelo a principios de 2017.

La Fuerza Aérea estadounidense planea reemplazar sus viejos cazas de entrenamiento T-38 desde 2003, pero ha pospuesto en varias ocasiones la licitación del programa por cuestiones presupuestarias



En esta nota



e-planning ad