MUNDO

El EI se atribuye el ataque en el mercado de Berlín


Un día después de que un camión arrolló y mató a 15 personas en un mercado...


20/12/2016

La agencia de noticias Amaq, afiliada a los yihadistas, aseguró hoy que el hombre que perpetró el ataque contra un mercadillo de Navidad en Berlín es un "soldado" del grupo terrorista Estado Islámico (EI).


 En un breve comunicado publicado en su página web, la agencia señaló que la operación responde a "los llamamientos a atacar a los ciudadanos de los países (que integran) la coalición internacional" que actúa contra el EI en Siria y en Irak.

Por su parte, el Consejo de Seguridad de la ONU condenó hoy el "bárbaro y cobarde atentado terrorista" perpetrado este lunes contra un mercado navideño en Berlín, en el que fallecieron doce personas y medio centenar resultaron heridas.


 El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien hoy presidió una sesión del Consejo de Seguridad, fue el encargado de leer ante los medios la reacción al ataque pactada por los quince miembros de este órgano.


 Según dijo, los países del Consejo "condenaron en los términos más enérgicos el bárbaro y cobarde atentado terrorista" y expresaron "su más sentido pésame y condolencias" a las familias de las víctimas y al Ejecutivo alemán.


 Además, subrayaron "la necesidad de que los autores de estos atentados terroristas rindan cuentas ante la Justicia", explicó Rajoy.


 Los miembros del Consejo de Seguridad reafirmaron también que "todo acto de terrorismo es un crimen injustificado, independientemente de la motivación, del lugar o del momento en que se cometa y de quienes sean los que lo perpetren".


 El terrorismo, recordaron, es una de las amenazas más serias a la paz y seguridad internacionales, por lo que recalcaron la necesidad de que todos los Estados lo combatan "por todos los medios", siempre de acuerdo con las normas internacionales.


 Rajoy leyó el comunicado del Consejo de Seguridad tras intervenir en una reunión sobre la trata de personas en situaciones de conflicto y de terrorismo. Al comienzo de la sesión, el presidente del Gobierno condenó este atentado y otros perpetrados en distintos países durante los últimos días y pidió al Consejo de Seguridad observar un minuto de silencio.

Alemania en alerta

 Alemania quedó en estado de alerta tras un atentado que dejó 15 muertos y medio centenar de heridos en un mercadillo navideño de Berlín y que fue reivindicado por el Estado Islámico, mientras se busca al autor del ataque, huido y tal vez armado, tras quedar en libertad el único detenido.


 Que el país podía ser el siguiente objetivo del terrorismo, tras los golpes del yihadismo en otros países europeos, era algo que se daba por inevitable y que se plasmó en el corazón de su capital.


 El ataque se produjo con un camión de alto tonelaje, como ocurrió en el atentado de Niza (Francia) el pasado julio en el que murieron 86 personas, lo que unido a las primeras sospechas en torno a la posible implicación de un refugiado paquistaní reforzó, de entrada, la pista yihadista.
 La agencia de noticias Amaq, afiliada a los yihadistas, aseguró en un comunicado que el autor del ataque era un "soldado" del grupo terrorista Estado Islámico (EI).


 La operación, añadió, respondió a "los llamamientos a atacar a los ciudadanos de los países (que integran) la coalición internacional" que actúa contra el EI en Siria y en Irak.
 Poco antes había sido puesto en libertad el joven paquistaní arrestado la misma noche del lunes a dos kilómetros del lugar de los hechos, que había entrado en Alemania hace un año por Baviera tras cruzar la ruta de los Balcanes, como tantos de los 1,2 millones de refugiados llegados al país desde principios de 2015.


 Ya antes habían empezado a surgir las dudas en torno a su implicación en el atentado, admitidas por el ministro del Interior, Thomas de Maizière, por la Policía de Berlín, la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) y la Fiscalía Federal. La Fiscalía decidió no enviarlo a prisión ante la falta de pruebas, mientras proseguía la búsqueda del o de los responsables del ataque y también del arma con la que se disparó al hombre cuyo cuerpo se encontró en el asiento del copiloto del camión -el conductor de una empresa de transportes polaca-.



 




En esta nota