MUNDO

'El Chapo' se declara "no culpable" ante la justicia de EEUU


El narcotraficante mexicano llegó a Nueva York la noche del jueves tras ser extraditado por autoridades de su país. Enfrenta 17 cargos vinculados al tráfico ilícito de sustancias


20/01/2017

El narco mexicano Joaquín 'El Chapo' Guzmán se declaró este viernes "no culpable" ante un tribunal en Nueva York, donde fue acusado de haber dirigido uno de los cárteles de la droga más poderosos de los últimos años.

Extraditado el jueves desde México, Guzmán fue inculpado de 17 cargos: el primero de ellos, que lo acusa de haber dirigido el cartel de Sinaloa, puede implicar la cadena perpetua.

Durante años, el cartel de Sinaloa envió y distribuyó varios miles de toneladas de heroína, cocaína, marihuana y metanfetamina a Estados Unidos.

A cambio de la extradición de Guzmán, las autoridades estadounidenses se comprometieron a no pedir la pena de muerte en su caso.

Estados Unidos también acordó "intentar recuperar (...) al menos una parte" de los cerca de 14.000 millones de dólares de ingresos que obtuvo "El Chapo", precisó el fiscal federal de Brooklyn, Robert Capers.

El fiscal se declaró satisfecho por la cooperación con México y entre las agencias y jurisdicciones federales que permitieron llevar ante los tribunales estadounidenses a "uno de los más peligrosos" y más inasibles narcotraficantes, cuyo imperio abarcaba "desde Sudamérica hasta Canadá".

Su llegada a Estados Unidos el jueves en la noche puso fin a un extraordinario juego del gato y el ratón entre las autoridades mexicanas y el barón de la droga de 59 años, que se volvió legendario entre otras cosas por sus espectaculares fugas carcelarias.
   
"Sorpresa y miedo" 

Arrestado en Guatemala en junio de 1993, "El Chapo" huyó ocho años después, en 2001, de una prisión de alta seguridad en México, escondido en una cesta de ropa sucia.

Fue arrestado de nuevo en febrero de 2014 en una residencia en Mazatlán (México), donde se escondía con su esposa Emma Coronel, una exreina de belleza, y sus hijos gemelos nacidos en Estados Unidos.

Diecisiete meses después, logró escapar nuevamente a través de un túnel cavado bajo la ducha de su celda.

Tras su nuevo arresto en enero de 2016, poco después de una entrevista clandestina con el actor estadounidense Sean Penn y la actriz mexicana Kate Del Castillo, México aceptó extraditarlo a Estados Unidos, algo a lo que siempre se había negado.

Para las autoridades estadounidenses, el cartel dirigido por "El Chapo" durante casi 30 años contribuyó a "inundar las calles estadounidenses de drogas venenosas" y causó infortunio a "barrios y familias enteras".

"Cuando salió del avión, en sus ojos se podía leer la sorpresa, el shock y, en cierto modo, también el miedo" de hallarse frente la justicia estadounidense, dijo en conferencia de prensa Ángel Meléndez, uno de los agentes a cargo del caso.

El fiscal se negó a especular las razones políticas que pudieron impulsar a las autoridades mexicanas a extraditar al "Chapo" la víspera de la investidura de Donald Trump. Algunos expertos estiman que México quiso evitar que su captura pareciera una victoria del nuevo presidente.

Las declaraciones de Trump contra los mexicanos y contra las empresas estadounidenses que han establecido su producción en México auguran relaciones tensas entre ambos países.



En esta nota