MUNDO

El 30 aniversario de Tiananmén ahonda la crisis EEUU-China


Decenas de activistas fueron detenidos mientras se mantuvo un férreo operativo de seguridad en la plaza Tiananmén, donde en 1989 fueron asesinados cientos de estudiantes


Más de un millón de estudiantes tomó la plaza Tiananmén en demanda de libertades. Foto: AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

05/06/2019

China y Estados Unidos cruzaron acerbas críticas ayer al cumplirse el 30 aniversario de la represión sangrienta en la plaza Tiananmén de Pekín, marcado por un férreo operativo de seguridad, detenciones de activistas y censura en internet.

Un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores criticó las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, sobre Tiananmén.

“Esos desvaríos y ese balbuceo sin sentido terminarán en el bote de basura de la historia”, declaró a la prensa el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang.



El lunes, Pompeo rindió homenaje en un comunicado “a los héroes del pueblo chino que se rebelaron valientemente hace 30 años en la plaza Tiananmén”.

Al fin de la jornada, las declaraciones oficiales chinas ante la prensa extranjera no habían filtrado aún en los medios chinos, que siguen respetando escrupulosamente el “tabú” de Tiananmén.

Más detenidos

Como sucede cada año, en vísperas del 4 de junio, la policía detuvo o alejó a los militantes de la causa de los derechos humanos y a las familias de las víctimas de la brutal represión.



El acceso a la inmensa explanada en el corazón de Pekín, donde se desarrollaron gigantescas manifestaciones en abril y junio de 1989, estaba estrictamente vigilado.

El dispositivo de seguridad dificultó el ingreso de periodistas extranjeros a la plaza, al tiempo que los policías repetían a gritos que no estaba permitido tomar fotografías. Un videoperiodista de la AFP que intentaba acceder a la plaza fue obligado a retirarse. “Necesita una autorización especial”, explicó un guardia que filtraba el ingreso al lugar.

El Club de Corresponsales Extranjeros en China “condenó” la actitud de las autoridades hacia la prensa, diciendo que violaba sus propias reglas.

El Gobierno desde hace 30 años intenta todo lo posible para borrar de la memoria colectiva la matanza de 1989.

“No se trata que no nos interese. Sabemos lo que ha ocurrido”, dijo un conductor del sistema de trasportes DiDi, aunque admite que nació en 1989.



“Pero cómo podría hablarle de eso, la aplicación de DiDi está grabando nuestra conversación en el auto”, agregó.

“China ha cambiado. Si uno tiene dinero puede tener lo que quiera. Sin dinero, es mejor no abrir la boca”, comentó.

La televisión pública CCTV abrió el noticiero matutino con la presentación oficial del logo de otro aniversario, el de los 70 años de la fundación de la República Popular, que será celebrado el próximo 1 de octubre.

Pedían un cambio

En la primavera de 1989, estudiantes y trabajadores se reunieron en la plaza Tiananmén, el corazón simbólico del poder chino, para pedir cambios hacia la democracia y el fin de la corrupción. Rápidamente inspiró protestas en todo el país.

Soldados y blindados retomaron el control de Pekín disparando contra los manifestantes causando centenas (o miles) de muertos.



 




En esta nota