MUNDO

Ei vuelve a golpear en Londres y causa 29 heridos


Un balde con cables y material inflamable ardió en un vagón del metro de Londres en hora pico. La Policía británica inició un gran operativo para dar con el atacante. Repudio mundial por la expansión de los radicales islámicos

Una mujer resultó herida tras la explosión de una bomba casera en el metro de la ciudad de Londres

16/09/2017

Unas 29 personas resultaron heridas ayer por la mañana, ninguna de ellas de gravedad, por una bomba casera colocada en el metro de Londres en plena hora punta, el quinto atentado este año en el Reino Unido. El Estado Islámico (EI), reivindicó el ataque terrorista.

Los hechos se produjeron poco después de las 8:00 de la mañana en un tren detenido en la estación de Parsons Green. 

 El Gobierno británico aumentó el grado de amenaza terrorista a “crítico”, el más alto en la escala, que significa que un atentado es “inminente”, anunció la primera ministra Theresa May.

“La gente verá más policía armada en el transporte público y en nuestras calles, brindando protección adicional”, explicó May. “Estimamos ahora que fue la detonación de un artefacto explosivo casero” que provocó sobre todo “quemaduras por un fogonazo”, dijo a la prensa Mark Rowley, sin proporcionar información sobre los autores del atentado. 

Según Sky, la policía privilegia la hipótesis de un artefacto que no estalló completamente, pero cuyo fogonazo habría bastado para herir a los pasajeros.
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que “los autores estaban bajo el radar de Scotland Yard”, provocando la reacción airada de la primera ministra Theresa May.

“No creo que sea de ninguna ayuda para nadie especular sobre una investigación en curso”, dijo May, que aclaró además que la bomba estaba fabricada “con la intención de causar daños significativos”.

Un cubo con cables

Según una periodista de Metro.co.uk que estaba en el lugar, hay gente que resultó “muy quemada” y había perdido el pelo.

En un video y fotos publicados en las redes sociales se podía ver un cubo de plástico acabando de arder. El cubo, como los que se usan tradicionalmente para pintura, estaba dentro de una bolsa de plástico y de él salían unos cables, pero el conjunto no parecía muy dañado. 

Ello “sugiere que 'la explosión' se produjo sólo en parte”, dijo Hans Michels, profesor de ingeniería química del Imperial College de Londres.

“Quizás la mezcla no tuvo la composición correcta o el sistema de ignición era inadecuado o estaba mal colocado”, añadió. 

La estación de Parsons Green está en el sudoeste de Londres, en el barrio de Fulham, una zona de clase media-alta.

Los testigos narraron a la AFP cómo una bola de fuego recorrió el tren por la explosión, tras lo cual se produjo una estampida.

“Lo primero que vi” tras el estallido “fue una especie de bola de fuego naranja abarcando todo el metro y avanzando hacia nosotros”, explicó a la AFP Charles Craven, un empleado de la City que viajaba con su novia.

“Lo que uno ve en la serie de televisión '24' o en una película”, añadió Craven, que logró huir del metro.
Lauren Hubbard describió una escena parecida. “Oí un 'bang' (...), miré a mi alrededor y vi un muro de fuego que avanzaba hacia nosotros”.

“Es difícil de explicar, porque pasa en un instante y luego corres. Había gente dentro (de la bola de fuego), pero te pasa por encima de la cabeza, todo el mundo corre y tú sales lo más rápido que puedes”, dijo Hubbard.

Quinto en un año

El Reino Unido ha sufrido cinco atentados desde el 22 de marzo, cuatro de signo islamista y uno ultraderechista, y vive en estado de alerta. En la escala de amenaza terrorista de las autoridades, el nivel es el segundo más alto, “severo”, que significa que un atentado es “altamente probable”.

La primera ministra Theresa May presidió una reunión de urgencia de su gabinete de seguridad, y antes expresó su solidaridad con los heridos. 

El yihadismo lo reivindica y la policía sale a la caza del autor del ataque terrorista
 El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del atentado perpetrado en el metro de Londres mediante una bomba de fabricación casera que ha dejado al menos 29 personas heridas.

En un escueto comunicado publicado en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada, su agencia afín, Amaq, aseguró que “una fuente dijo  a la agencia que un artefacto explotó en el metro de Londres, y que fue llevado a cabo por un destacamento del Estado Islámico".

A diferencia de otros comunicados, Amaq no aseguró en este caso que sean “soldados” de su autoproclamado califato ni mencionó tampoco el número de víctimas que hubo en el ataque.

La policía británica lanzó una verdadera “caza del hombre” tras la explosión de una bomba casera en un vagón de metro de Londres en plena hora punta que causó 29 heridos. Según Sky, la Policía privilegia la hipótesis de un artefacto que no estalló completamente, pero cuyo fogonazo habría bastado para herir a los pasajeros.



En esta nota