ASESINATO

Ecuador llora la muerte del equipo de prensa que fue secuestrado en marzo


El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dio la noticia de la muerte del equipo periodístico del diario El Comercio que fue secuestrado el pasado 26 de marzo en la frontera de su país con Colombia

Los tres periodistas realizaban un reportaje en la frontera con Colombia
Leer el artículo Pausar Lectura

13/04/2018

Los ecuatorianos lloran por el destino fatal que tuvieron el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paul Rivas y el conductor Efraín Segarra que habían sido secuestrados el 26 de marzo mientras llevaban a cabo un trabajo periodístico en la región de Mataje en la frontera con Colombia.

El presidente Lenín Moreno, visiblemente consternado, confirmó la noticia este viernes cerca de las 13:45. "El mensaje es a todas las ecuatorianas y ecuatorianos y es así: Con profundo pesar, lamento informar que se han cumplido las 12 horas de plazo establecido, no hemos recibido pruebas de vida y lamentablemente tenemos información que confirma el asesinato de nuestros compatriotas", dijo en un breve comunicado a los medios a tiempo de indicar que se ofrece una recompensa de 100.000 dólares para quien de información sobre el paradero de los autores del secuestro y posterior asesinato de los periodistas.

Remarcó que "más allá de los esfuerzos que hemos realizado se ha confirmado que estos criminales parecería que nunca tuvieron la voluntad de entregarlos sanos y salvos y es muy probable, que lo único que hayan querido es ganar tiempo", dijo.

Te puede interesar:


El gobernante anunció, además, que se reanudaron las operaciones en la frontera con Colombia y ofreció una recompensa por quien llamó el "narcoterrorista, alias Guacho", líder del grupo que secuestró y asesinó al equipo periodístico de El Comercio.

Moreno dijo que incluyeron al "narcoterrorista alias Guacho" en la lista de los "más buscados de Ecuador" y ofreció una recompensa de 100.000 dólares por información que conduzca a su captura en Ecuador o en Colombia.

Asimismo anunció una serie de medidas de seguridad, entre ellas la de declarar el área fronteriza con Colombia zona de seguridad, e incrementar los controles militares y policiales a fin de realizar "acciones coordinadas" en el área de la divisoria.

Puedes leer:



En paralelo, manifestó que se ha contactado con organismos internacionales como la Iglesia católica y la Cruz Roja Internacional a fin de "localizar y repatriar los cuerpos" de los ecuatorianos secuestrados.

"Estamos de luto, pero no vamos a dejarnos amedrentar, hoy más que nunca pido al país la unidad por la paz", sentenció e hizo un llamamiento a la unidad antes de señalar que "bajo ninguna circunstancia significa que se quiera limitar la libertad de expresión". "No dejen de criticar", pidió a los medios de comunicación, "sabemos reconocer nuestros errores y todo esto nos permitirá reconocer si los ha habido".

Su secuestro y asesinato ha sido atribuido, y autoreclamado según comunicados que han llegado a medios colombianos y fundaciones ecuatorianas y están bajo investigación, al grupo "Oliver Sinisterra", liderado por un disidente de las FARC que responde al alias de "Guacho". 

Los periodistas fueron secuestrados el 26 de marzo y poco después, en un video que se hizo público, aparecieron pidiendo ayuda al presidente ecuatoriano. Había la esperanza de encontrarlos con vida, hasta que hoy se confirmó su deceso.

También puedes leer:
 

 



 




Notas Relacionadas



En esta nota