wikileaks

Ecuador brega para evitar extradición de Assange


El periodista está refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres desde hace tres años. Piden respeto a los derechos humanos y que no sea extraditado a Suecia

El creador del sitio web WikiLeaks, Julian Assange, se regugió en la embajada de Ecuador en Londres para evitar ser extraditado a Suecia

15/03/2016

El embajador de Ecuador en Londres, Carlos Abad, se reunió este lunes con el secretario de Estado británico de Asuntos Exteriores, Hugo Swire, para tratar el caso del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, refugiado en la misión ecuatoriana desde junio de 2012 para evitar su extradición a Suecia.

Según explicó tras la cita en el ministerio londinense, Abad transmitió a Swire la voluntad de Ecuador "de resolver la situación de Julian Assange en un marco de respeto al sistema internacional de derechos humanos de las Naciones Unidas", organismo que el pasado febrero se pronunció a favor del australiano.

"He expresado nuestra preocupación, compartida por el Alto Comisionado de la ONU de derechos humanos, de que contravenir la resolución de Naciones Unidas en el caso de Julian Assange sentaría un precedente negativo en la comunidad internacional", precisó en un comunicado en la página web de la embajada.

A principios de febrero, el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU concluyó que la retención del informático es "arbitraria" y pidió al Reino Unido y a Suecia que acaben con ella, además de asegurar que su decisión es vinculante, algo que ambos países han rechazado.

Antecdentes

Suecia quiere interrogar a Assange por un presunto delito sexual que él niega y del que no ha sido acusado.

Tras años de falta de avances, el país escandinavo y Ecuador suscribieron el 11 de diciembre un acuerdo de asistencia legal para facilitar el cumplimiento de diligencias judiciales y para poder interrogar al periodista en la legación diplomática.

La Fiscalía sueca, que hasta el año pasado se había negado a tomar declaración al informático en Londres e insistía en cambio en su extradición, anunció a principios de febrero que enviaría una petición para hacerlo.

Sin embargo, el 22 de ese mes los abogados de Assange, sospechoso actualmente de un delito de violación después de que otros cargos expiraran, solicitaron a la Justicia sueca que retire la orden europea de arresto que llevó a la detención en 2010 del australiano y propició el proceso legal en el Reino Unido.

Sus representantes apelaron al mencionado dictamen de la ONU, del que hasta ahora han hecho caso omiso Estocolmo y Londres, que sigue comprometido a arrestar al fundador de WikiLeaks si abandona la embajada de Ecuador, país que le ha concedido asilo político.

Assange cumplió el pasado 19 de junio tres años refugiado en la misión ecuatoriana en Londres al término de un largo proceso legal ante la Justicia británica, que falló a favor de su entrega a Suecia.

La intención del periodista, de 44 años, es evitar la extradición al país escandinavo, porque teme ser enviado después a Estados Unidos, donde podría afrontar un juicio militar por los secretos sobre la seguridad estadounidense revelados por WikiLeaks. 



En esta nota



e-planning ad