MUNDO

EEUU castiga a Rusia y desvela ciberataque en elecciones


El presidente Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos de Washington. También anunció el cierre de dos instalaciones rusase. El FBI y el Departamento de Estado publicaron un informe sobre el ciberataque para favorecer a Trump

El presidente Obama, que entrega el poder a Donald Trump el 20 de enero, determinó las sanciones

29/12/2016

El presidente de EEUU, Barack Obama, anunció ayer sanciones contra dos agencias de inteligencia rusas y la expulsión de 35 agentes, en una masiva arremetida contra Moscú, acusado de interferir en la pasada elección que ganó Donald Trump.


 "He ordenado un número de acciones en respuesta al agresivo acoso del Gobierno ruso sobre funcionarios estadounidenses y operaciones cibernéticas contra la elección estadounidense", señaló Obama, según un comunicado de prensa de la Casa Blanca. 

Rusia rechaza acusación
Por su parte, el Gobierno ruso rechazó "categóricamente" las acusaciones de EEUU, tachándolas de "infundadas".


Las medidas solo aseguran elevar las tensiones entre Washington y Moscú, a semanas de que Trump tome las riendas del gobierno de manos de Obama.

Sanciones
Las agencias estadounidenses de inteligencia concluyeron hace semanas que el pirateo y difusión de correos electrónicos del partido Demócrata y del equipo de su candidata presidencial, Hillary Clinton, estuvo diseñado para impulsar a la Casa Blanca a Trump, un neófito de la política quien ha elogiado al líder ruso Vladimir Putin.

Entre las acciones ordenadas por Obama se encuentran sanciones contra los servicios secretos militares rusos (GRU) y el Servicio Federal de Seguridad (FSB), la ex KGB soviética, la expulsión de 35 agentes de inteligencia declarados "persona non grata" y el cierre de dos instalaciones rusas en los estados de Nueva York y Maryland, que Estados Unidos afirma son usados para "propósitos de inteligencia".


EEUU acusa a los servicios secretos militares rusos (GRU) de infiltrar y obtener información a fin de influir en el resultado de las elecciones, y afirma que el FSB lo asistió. Las dos agencias enfrentan sanciones, así como cuatro funcionarios del GRU, incluyendo su director, Igor Valentinovich Korobov, y tres compañías que asistían en el ciberespionaje.


 Asimismo, el Departamento del Tesoro sancionó a Evgeniy Mikhailovich Bogachev y Aleksey Alekseyevich Belan, por infiltrar bancos, universidades y corporaciones 

Los 'ciberataques' en la campaña

Las agencias de inteligencia de EEUU desvelaron hoy que dos grupos de piratas informáticos asociados al Gobierno ruso atacaron a partidos, centros de pensamiento y universidades estadounidenses mediante el robo de contraseñas y la suplantación de identidad en perfiles en línea.


 El Buró Federal de Investigaciones (FBI) y el Departamento de Seguridad Nacional publicaron hoy un informe de 13 páginas en el que detallan de manera técnica las herramientas y la infraestructura usada por la inteligencia rusa para atacar a diferentes organismos de Estados Unidos durante las elecciones presidenciales de ese país.


 El informe busca respaldar las represalias anunciadas hoy por el Gobierno de EEUU contra Rusia en forma de sanciones económicas contra organismos de espionaje, individuos y empresas de seguridad informática, además de la expulsión de 35 diplomáticos por sus supuestos ataques cibernéticos durante la campaña a la Casa Blanca.


 En el documento, las agencias estadounidenses aseguran que dos grupos relacionados con los servicios de inteligencia rusos atacaron a "un partido político".


 Según EEUU, el primer grupo de piratas informáticos, conocido como "la amenaza avanzada y persistente 29", atacó a diferentes instituciones estadounidenses durante el verano de 2015 y el segundo grupúsculo, bautizado como "la amenaza avanzada y persistente 28", llevó a cabo su ofensiva durante la primavera de 2016.

Entre las técnicas usadas por los piratas informáticos destaca la suplantación de identidades en perfiles en línea de manera que los agresores conseguían que la víctima confiara en ellos y les revelara datos e información confidencial, al mismo tiempo que mantenían oculto el origen del ataque.


 Además, los piratas informáticos consiguieron robar contraseñas, hacerse con el control de los ordenadores de las víctimas de manera remota e instalar programas malignos (malware) en sus computadoras.


 Las principales agencias estadounidenses de inteligencia han coincidido en las últimas semanas en que Moscú estuvo detrás de los ataques informáticos contra el Partido Demócrata y la campaña de la candidata presidencial Hillary Clinton con el objetivo de ayudar a la elección del republicano Donald Trump.



Notas Relacionadas



En esta nota



e-planning ad