MUNDO

Dos encapuchados matan a ocho personas en una escuela en Brasil


Cinco alumnos y un empleado murieron por la balacera desatada por los atacantes que, al final, se suicidaron. Jair Bolsonaro dijo que fue una matanza “monstruosa y cobarde”


Desesperación de los padres por saber el destino de sus hijos tras la matanza en la escuela en San Pablo
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

Hace 5 días

Conmoción en Brasil tras la feroz matanza ocurrida en una escuela de Suzano, cerca de San Pablo, donde dos jóvenes fuertemente armados y encapuchados abrieron fuego contra alumnos y empleados de la institución matando a ocho personas e hiriendo a otras diez. Los autores de los disparos se suicidaron.

Según la Policía Militarizada de San Pablo, al menos, cinco adolescentes murieron dentro de la escuela secundaria y un empleado de la institución, pero el balance es provisional dado que hay varios alumnos en estado crítico. Las otras dos personas fallecieron en el hospital al que fueron trasladadas después del suceso, según confirmó la portavoz de la Policía Militarizada, Capitana Cibelle.

En los alrededores de la escuela pública secundaria Raúl Brasil, se vivía un estado de enorme ansiedad, con padres de la escuela y vecinos de la zona agolpándose para conseguir informaciones.



Los cuerpos de las víctimas mortales se encuentran todavía dentro de las instalaciones educativas.

La Policía Militarizada explicó que “dos encapuchados, aparentemente dos adolescentes” entraron en la escuela Raúl Brasil, en Suzano, a unos 60 kilómetros de la capital paulista, y “efectuaron varios disparos”.

Asimismo, los agresores hirieron de bala a un propietario de un comercio local, quien fue ingresado en un hospital de la región en estado grave.

Las autoridades aún no confirmaron las razones del ataque ni las identidades de los estudiantes asesinados, pero informaron que tienen edades entre 15 y 17 años.



Después de que efectuaron los múltiples disparos, los atacadores se suicidaron.

Se desplazaron al lugar del suceso seis unidades de rescate, dos helicópteros de la Policía Militarizada y unidades especializadas en desactivar explosivos.

Según la Policía Militarizada, “los individuos portaban un número no identificado de revólveres, así como artefactos en mochilas semejantes a explosivos”, y además tenían “machetes” y “un arco y flecha”.

Las capuchas de los atacantes llevaban impresas dibujos de calaveras en la parte frontal, agregaron las mismas fuentes. El gobernador del estado de San Pablo, Joao Doria, canceló toda su agenda y se trasladó con urgencia a la ciudad.

Bolsonaro consternado



El presidente brasileño Jair Bolsonaro calificó como “una monstruosidad y cobardía sin tamaño” la matanza ocurrida en una escuela en el estado de San Pablo.

“Ofrezco mis condolencias a los familiares de las víctimas del inhumano atentado ocurrido hoy en la escuela Profesor Raúl Brasil, en Suzano, San Pablo”, afirmó el jefe de Estado en Twitter.

El mandatario agregó que el ataque fue “una monstruosidad y cobardía sin tamaño” y pidió que “Dios conforte el corazón de todos”. Bolsonaro se pronunció sobre la tragedia cerca de cinco horas después de ocurrida y en medio de la polémica desatada en las redes sociales sobre si su política de liberar el uso de armas pudo haber contribuido en la misma.

Posesión de armas, el debate de fondo

Márcio Aguiar / Politólogo brasileño

“Fue la escena más triste que he visto en toda mi vida”, dijo el gobernador de San Pablo, João Doria (PSDB) sobre la masacre en el colegio en la ciudad de Suzano, en la mañana de este día 13 de marzo, en visita al lugar del ataque. El gobernador decretó duelo oficial de tres días en todo estado.

En el momento en que asumió como presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (PSL), firmó un decreto que hizo más fácil la posesión de armas de fuego en el interior de su residencia a ciudadanos sin antecedentes criminales, y sin registro definitivo. Como había predicado en discursos durante su campaña electoral, sin embargo, el propio presidente declaró que corresponde al Congreso Nacional legislar sobre el perfeccionamiento de la propuesta.

Según Bolsonaro “el ciudadano de bien fue desarmado por el ‘Estatuto del Desarme’ implementado por el PT, incluso con la propuesta que fue rechazada por el pueblo brasileño en plebicito, y los criminales continúan armados practicando asaltos y latrocinios”. Su política anticrimen presentada por el ex juez, actual ministro de la justicia, Sérgio Moro, es clara, línea dura contra los criminales.

Algunos gobernadores como Wilson Witzel (PSC) de Río de Janeiro e Ibaneis Rocha (MDB) del Distrito Federal concuerdan con el pensamiento de Bolsonaro y hay quienes dicen que ellos son aún más radicales que el propio Bolsonaro en relación al combate al crimen.

En la Capital Federal, el gobernador Ibaneis, envió a la Cámara Legislativa del Distrito Federal (CLDF) una propuesta transformando cuatro escuelas en áreas con altos índices de criminalidades en colegios militares. El sindicato de profesores (SINPRO-DF) clasifica la propuesta del Gobierno como “intervención militar”.