atentados

Detienen a 6 personas en Bruselas tras atentados


La policía sigue buscando a dos hombres, captados por cámaras de vigilancia, que acompañaban a los tres kamikazes que causaron las explosiones en el aeropuerto

Imágenes del aeropuerto de Bruselas tras la explosión
Escuchar el artículo Pausar Lectura

24/03/2016

Seis personas fueron detenidas este jueves por la noche en Bruselas en el marco de la investigación sobre los atentados yihadistas que dejaron 31 muertos y 300 heridos el martes en la capital belga.

Estas detenciones se producen en medio de una polémica por los "errores" vinculados al seguimiento de uno de los atacantes suicidas de los atentados del martes, que fueron reivindicados por el grupo Estado Islámico (EI).

La policía sigue buscando a por lo menos dos hombres, captados por cámaras de vigilancia, que acompañaban a los tres kamikazes que se hicieron estallar en el aeropuerto de Bruselas y en la estación de metro Maalbeek.

El jueves por la noche la policía arrestó a seis personas. Tres fueron detenidas "frente a nuestra puerta, en la fiscalía general", en pleno centro de Bruselas, señaló un portavoz de la fiscalía, Eric Van Der Sypt. 

Otras dos personas fueron arrestadas en la capital belga y la última en Jette, un municipio periférico de Bruselas, añadió Eric Van Der Sypt, sin dar detalles sobre la identidad de los detenidos. "Se decidirá mañana si se presenta una acusación en su contra", agregó.

Cientos de personas se reunieron hasta altas horas de la noche en la plaza de la Bolsa de Bruselas para llorar a las víctimas de los ataques suicidas, los peores de la historia de Bélgica.

"No puede haber impunidad"


Este jueves, durante un homenaje solemne a las víctimas, el primer ministro belga, Charles Michel, prometió "esclarecer" todas las circunstancias de los atentados del martes.

Poco antes, Michel había rechazado la dimisión que presentaron dos ministros, el de Interior, Jan Jambon - quien reconoció "errores" - y el de Justicia, Koen Geens.

Bajo la lupa está el seguimiento de Ibrahim El Bakraoui, que se hizo estallar el martes en la zona de salidas del aeropuerto internacional de Bruselas.

Ankara afirmó el miércoles que este belga de 29 años había sido detenido en junio de 2015 en Turquía, cerca de la frontera con Siria, y expulsado en julio hacia Bélgica, vía Holanda, acusado de ser un "combatiente yihadista".

"Si bien les informamos de que este individuo era un combatiente terrorista, las autoridades belgas no lograron identificar sus vínculos con el terrorismo", lamentó el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Sin embargo, el ministro de Justicia belga aseguró el jueves que "recién nos informaron cuando el avión ya había aterrizado" en Amsterdam, "haciendo su arresto muy complicado".



 




En esta nota