MUNDO

Destruirán el edificio de Pablo Escobar en Medellín


El edificio tiene una simbología de la violencia y de la época oscura que generó Pablo Escobar. Hoy en Medellín, Colombia, quieren que la gente que visite este sitio se encuentre con una torre de luz


Lazos colgados en las rejas oxidadas de la casa de Pablo Escobar. Foto: Miguel Roca
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

21/01/2019

El edificio Mónaco, reconocido a escala internacional como una de las casas que tenía Pablo Emilio Escobar Gaviria, en la ciudad de Medellín, tiene los días contados, ya que el alcalde de esta ciudad Federico Gutiérrez, tiene previsto demolerlo el próximo mes.

En la actualidad este edificio que en otros tiempos contaba historias de terror, relata historias que rinden un homenaje a las víctimas que dejó la violencia que se generó en Medellín. Unos 614 policías fueron asesinados por el cartel de Medellín, además de las 46.612 vidas de civiles que segó Escobar entre 1983 y 1994.

Una implosión controlada desplomará este edificio en Medellín. Foto: Miguel Roca

María Fernanda Galeano, secretaria de Desarrollo Económico de Medellín, le informó a EL DEBER que el 23 de febrero se realizará una implosión controlada en el edificio Mónaco. En el lugar se levantará un parque natural en honor a todas víctimas de la época del narcotráfico en Medellín.

“Queremos borrar la visión que tiene la gente de afuera y mostrarnos como una ciudad innovadora, resiliente, una ciudad que puja por seguir adelante, por eso queremos tumbar esta estructura que le perteneció a un sujeto que tanto daño le hizo a nuestra ciudad y a nuestra gente”, indicó Galeano.

El sitio llegó a ser reconocido mundialmente gracias a los 'narco tours' que ofrecían visitas a la casa del ‘Patrón del mal’, nombre que le puse Netflix a su serie que narraba detalles de la vida del narco, y otros sitios cercanos que relacionan a Escobar con Medellín.

En lugar del edificio se construirá una obra en homenaje a las víctimas de la violencia. Foto: Miguel Roca

Los vecinos de Santa María de los Ángeles, zona donde emerge el edificio Mónaco, se ven obligados a convivir con el estigma de compartir la cuadra con Pablo Escobar. Todos los días llegan a la estructura abandonada más de 20 vehículos, entre taxis y buses cargados de extranjeros para forman parte de los conocidos 'narco tours' que sacian su morbosa curiosidad por saber todo sobre el capo.

Se sabe también que hasta este edificio llegan más de 200 turistas al día a tomarse selfis y fotografiar el inmueble donde pasaba sus días el capo del narcotráfico junto a su familia. El precio del 'narco tours' oscila entre los $us 70 y 80.

“Los turistas llegan a conocer sobre Pablo Escobar, pero la Alcaldía quiere que en lugar de venerar a una persona que le hizo mal a esta gente, se les rinda un homenaje a las víctimas y se demuestre lo representativo que son para nosotros”, agregó. 

El edificio Mónaco fue el blanco del primer atentado de carro bomba en Colombia (13 de enero de 1988), los responsables fueron los del Cartel de Cali, la mafia contraria a Pablo Escobar. El edificio fue abandonado, fue confiscado por las autoridades colombianas, pasó por muchas entidades y finalmente pasó a la Policía, hasta que la Alcaldía decidió demolerlo.



 




En esta nota