MUNDO

Defensa de Lula recusa orden de prisión


El expresidente de Brasil debe presentarse antes de las 16:00 (HB). Según los abogados de Lula Da Silva no hubo "agotamiento de la jurisdicción" por lo que no corresponde que vaya a la cárcel

Lula da Silva tiene que entregarse este viernes para cumplir su pena de presidio de 12 años. Foto: Reuters
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/04/2018

La defensa de Luiz Inácio Lula da Silva pidió este viernes al Supremo Tribunal de Justicia (STJ) que el expresidente brasileño no sea encarcelado mientras un tribunal de apelación no se pronuncie sobre los últimos recursos presentados contra su condena a más de doce años de cárcel.

El pedido busca bloquear la orden de arresto emitida la víspera por el juez Sergio Moro, que emplazó a Lula a presentarse este viernes antes de las 16:00 (HB) ante la Policía Federal de Curitiba (sur) para empezar a purgar su condena por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El bufete de abogados Teixeira Martins alega que el tribunal de apelación de Porto Alegre (sur) indicó a Moro que emitiera la orden de prisión sin haber analizado las objeciones presentadas contra el rechazo de los recursos. Según los abogados, "no hubo agotamiento de la jurisdicción", por lo cual no podía decretarse la orden de prisión.  

En su orden de prisión, Moro desconsideró esos recursos, definiéndolos como "patologías" del sistema judicial que solo buscan aplazar los tiempos y "no alteran juicios" ya emitidos.

Orden de prisión

El juez federal Sergio Moro decretó ayer la prisión del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, condenado a 12 años de cárcel por corrupción en una causa relacionada con la trama destapada en la petrolera estatal Petrobras, y le concedió un margen de un día para entregarse.

Moro permite en su auto que Lula se presente voluntariamente a la Policía Federal de Curitiba, en el sur del país, en un plazo máximo de 24 horas.

“Al condenado, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, le concedo, en atención a la dignidad del cargo que ocupó, la oportunidad de presentarse voluntariamente a la Policía Federal en Curitiba hasta las 17:00 (16:00 hora de Bolivia), del día 06/04/2018, cuando deberá ser cumplido el mandato de prisión”, señaló Moro en su decisión.

Mientras tanto, el Partido de los Trabajadores (PT) convocó ayer a sus militantes a movilizarse en defensa de Lula da Silva, luego de que el juez ordenara la detención del exmandatario.

La primera movilización fue convocada anoche con la presencia del expresidente frente a la sede del Sindicato de los Metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo, donde Lula inició una carrera como dirigente sindical y político que lo llevó hasta la Presidencia (2003-2010) y a convertirse en el líder más carismático de Brasil.

La “movilización general” será en “defensa del expresidente”, aclaró el PT, el mayor partido de izquierda de América Latina, en un escueto comunicado de convocatoria a la militancia.

El acto fue anticipado ya que inicialmente estaba programado para hoy, con la presencia de Lula, a la misma hora en que vence el plazo que la justicia le dio para que se presente en la sede de la Policía Federal de la ciudad de Curitiba, donde tendrá que cumplir su condena.



También el Instituto Lula convocó a los militantes en su sede en San Pablo, donde el propio expresidente estuvo ayer prácticamente durante todo el día.

Lula abandonó el instituto tras conocer la decisión de Moro para dirigirse a Sao Bernardo do Campo, donde comenzaron a reunirse sus simpatizantes.

Frente al instituto, se registraron algunos incidentes entre defensores y detractores de Lula.

Por otro lado, el líder del Movimiento de los Trabajadores Sin Techo (MTST), Guilherme Boulos, pidió ayer a sus partidarios “resistencia” para impedir que el expresidente sea encarcelado en las próximas horas.

El MTST es uno de los movimientos sociales más activos de Brasil y siempre ha sido aliado del Partido de los Trabajadores, especialmente de Lula. “No vamos a aceptar decisiones ilegítimas, la palabra de orden aquí es la resistencia. No vamos a dar un paso atrás”, recalcó Boulos.

El expresidente fue condenado a nueve años y medio de prisión por el juez Sergio Moro, instructor en primera instancia de las investigaciones sobre la red de corrupción que operó en la estatal Petrobras.

La pena fue ratificada y ampliada a 12 años en enero de este año por el Tribunal Regional Federal de la 4 Región, con sede en la ciudad de Porto Alegre, que ayer decidió liberar la orden de captura una vez que fracasó el hábeas corpus ante la Corte Suprema, con que la defensa intentó evitar el encarcelamiento del dirigente.

Un herido tras discusión

Una discusión entre simpatizantes y detractores de Lula da Silva frente a la sede del instituto que lleva su nombre, en San Pablo, terminó con un herido, un manifestante contrario al expresidente.

El enfrentamiento se produjo tras conocerse la decisión del juez Sergio Moro de decretar la prisión del exmandatario.



Los insultos lanzados contra un senador del Partido de los Trabajadores a su salida del instituto Lula por detractores del expresidente provocaron una acalorada discusión con simpatizantes del PT.

Un detractor del exmandatario fue golpeado y arrojado contra un camión, que lo atropelló y lo dejó inconsciente durante unos minutos, lo que obligó a su ingreso en un hospital.

De esta forma, la tensión va en aumento en Brasil.

Lava Jato, paso a paso

17 de marzo de 2014
Comienza la Operación Lava Jato, que descubre lavado de dinero de empresas privadas a funcionarios y políticos.

3 de agosto de 2015
Detienen a José Dirceu, hombre fuerte de Lula da Silva.

29 de enero de 2016
Fiscalía de San Pablo cita a Lula da Silva en calidad de investigado por el caso Lava Jato.

14 de septiembre de 2016
Fiscalía acusa a Lula de liderar una red de corrupción.



 




Notas Relacionadas



En esta nota