Mundo

Condena internacional a los ataques en Europa


La violencia no cesa en el mundo a pocos días de la Navidad. El asesinato del embajador ruso en Turquía por el conflicto en Siria y el atentado con un camión en Alemania provocaron repudio

Mevlüt Mert Altintas, un policía de 22 años, aparentó ser el guardaespaldas del ruso y lo mató

19/12/2016

Una jornada sangrienta es la que se vivió ayer en Europa por tres ataques violentos. El primero, en Turquía, donde fue asesinado el embajador ruso, Andrey Karlov, a manos de un policía turco durante su discurso en un acto público en Ankara; el segundo, horas más tarde, en la ciudad suiza de Zurich, donde un atacante armado ingresó a un centro de oración musulmán y empezó a disparar provocando tres heridos de gravedad. El último fue en Alemania, donde un camión embistió a casi un centenar de peatones provocando la muerte de al menos doce personas y causando heridas a otras 50. 


El presidente ruso, Vladimir Putin, calificó de “atentado terrorista” lo ocurrido con su jefe diplomático en Ankara y manifestó que "el crimen es una provocación destinada a abortar la normalización de las relaciones ruso-turcas y torpedear el proceso de paz en Siria", según la agencia EFE. "Cuando el embajador estaba dando un discurso, un hombre alto, con traje, disparó al aire y después apuntó al embajador. Dijo algo sobre 'Alepo' y 'venganza'. Ordenó que los civiles salieran del lugar. Cuando la gente estaba huyendo, disparó de nuevo", dijo a la agencia AFP, Hasim Kilic, periodista del Hurriyet daily, que se encontraba en el lugar.

Repudio internacional
El ataque, que fue condenado por EEUU, la OTAN, la Unión Europea y la ONU, tuvo lugar en víspera de las consultas trilaterales en Moscú entre los ministros de Exteriores y Defensa de Rusia, Turquía e Irán sobre el conflicto sirio, reunión que el asaltante querría torpedear, según senadores rusos.


 “¡Dios es grande! ¡Dios es grande! ¡Nosotros morimos en Alepo, vosotros morís aquí! ¡Matáis a gente inocente en Alepo y en Siria!”, gritó el pistolero antes de ser abatidos a tiros, según testimonios.
Rusia es junto a Irán el principal aliado del régimen sirio de Bachar al Asad, lo que le ha valido numerosos desencuentros con Turquía, que ha apoyado abiertamente desde un principio a la oposición armada para derrocar al líder sirio.


 Putin y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan,  sellaron el 9 de agosto las paces tras más de medio año de estancamiento en sus relaciones por el derribo de un avión de guerra ruso por un caza turco en la frontera con Siria. Ambos mandatarios dejaron atrás las acusaciones de Putin de que Erdogan apoyaba a los yihadistas en Siria y acordaron reanudar la cooperación en la lucha contra el Estado Islámico (EI) y otros grupos armados.

Atentado con camión
Horas  más tarde, en Alemania, un camión embistió a una multitud en un mercado navideño de Berlín y mató a doce personas, según la Policía, que sospecha que puede tratarse de un “atentado terrorista”. "El conductor del camión fue detenido, un pasajero murió", informó la Policía, después de haber dado cuenta de "al menos doce muertos" y "al menos 50 heridos", cuatro de ellos graves. 
El politólogo Isa Amer Quevedo considera que es apresurado emitir conclusiones sobre los hechos porque las investigaciones están en proceso y se corre el riesgo de satanizar el islam. “Hay partidos políticos en Europa (extrema derecha) que se benefician con cada atentado islamista porque ellos sostienen que hay que discriminar a los musulmanes y expulsarlos. Hay que esperar la investigación…”, recomendó, en contacto telefónico con EL DEBER.  


Quevedo cuestiona, por ejemplo, las debilidades de la seguridad que acompañaba al diplomático ruso. “Es extraño. Según las grabaciones de video, el atacante tuvo bastante tiempo y no respondió el equipo de seguridad. En las redes sociales se habla hasta de un autoatentado”, planteó. 

Similar al ataque en Niza
Según varios medios alemanes, el conductor del vehículo, con matrícula de Polonia, salió en fuga después de haber arrollado a la muchedumbre. Un turista que se encontraba en el lugar indicó que no sabía si el conductor "estaba borracho" o si se abalanzó contra la gente de forma deliberada, "pero no intentó frenar, solo continuó".


    Este drama recuerda el atentado del 14 de julio de 2016 en Niza, en la Riviera francesa, cuando un camión arremetió contra la muchedumbre en medio de los festejos de la fiesta nacional, matando a 86 personas. Entonces, el ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).
Ya por la noche, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, denunció la "masacre" de "cristianos" por parte de "terroristas islámicos" y dijo que "estos terroristas y sus redes deben ser erradicados” 



Notas Relacionadas



En esta nota