MUNDO

Comienza la segunda cumbre entre Trump y Kim en Hanói


Horas antes de esta nueva cita el presidente estadounidense intentó convencer a Kim Jong Un poniendo como ejemplo a Vietnam, un país comunista que abrazó el capitalismo y dejó atrás la confrontación con Estados Unidos


Kim y Trump durante su segundo encuentro. Foto AFP
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

27/02/2019

Donald Trump se reúne la noche de este miércoles en Hanói con su "amigo" Kim Jong Un, a quien volvió a prometer un futuro brillante si Corea del Norte acepta por fin renunciar a su arsenal nuclear.

Horas antes de esta nueva cita el presidente estadounidense intentó convencer a Kim Jong Un poniendo como ejemplo a Vietnam, un país comunista que abrazó el capitalismo y dejó atrás la confrontación con Estados Unidos.

"Vietnam progresa como pocos lugares en el mundo. Corea del Norte haría lo mismo --y muy rápidamente-- si decidiera deshacerse de su arsenal nuclear", escribió Trump en Twitter, evocando un futuro "ESTUPENDO" para el hermético régimen, objeto actualmente de numerosas sanciones internacionales.



Durante un encuentro con las autoridades vietnamitas, entre ellas el presidente y jefe del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong, Trump elogió los progresos económicos "extraordinarios" de Vietnam.

Se firmaron en esta ocasión una serie de contratos en el sector aeronáutico con empresas estadounidenses por un monto total de 21.000 millones de dólares, según la Casa Blanca.

Luego de un cara a cara con Kim Jong Un en el Sofitel Legend Metropole, un lujoso establecimiento en pleno centro de la capital, está prevista una cena con pocos participantes.

Estados Unidos ha reclamado en numerosas ocasiones a Pyongyang que se deshaga de forma completa, verificable e irreversible de su arsenal nuclear, que le valió una impresionante serie de sanciones de la ONU en los últimos años.



Por su parte, Corea del Norte denuncia lo que ella considera como amenazas estadounidenses: su presencia militar en Corea del Sur y en la región, en general.

Al mismo tiempo, Trump insiste en que no tiene prisa en convencer al Norte de que renuncie a su arsenal nuclear, mientras el país siga sin realizar disparos de misiles.

"No quiero apurar a nadie", dijo antes de partir rumbo a Vietnam, en lo que parece un intento de rebajar las expectativas sobre el encuentro en Vietnam.


 



 




En esta nota