MUNDO

Colombia secuestra 13,4 toneladas de cocaína y bate récord histórico


Forma parte de un cargamento controlado por el Clan del Golfo, uno de los más peligrosos de la región. Colombia y Estados Unidos revisan la estrategia antidrogas

La Policía colombiana resaltó que el cargamento, en Estados Unidos o Europa, tendría un valor de 1.500 millones de dólares

10/11/2017

La Policía colombiana se incautó 13,4 toneladas de cocaína, el mayor cargamento que se haya secuestrado de la historia del país sudamericano. La droga fue hallada en el departamento de Antioquia (noroeste) al Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país.
“Finalmente fueron 13.400 kilos. Ese fue el conteo que terminamos", dijo a Caracol radio el director de la Policía colombiana, general Jorge Hernando Nieto.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, había dicho que el alijo era de 12 toneladas, pero la cifra subió luego de terminar el pesaje de todo lo hallado.

Unos 400 hombres de la Dirección Antinarcóticos de la Policía participaron en la operación, denominada Lourdes, que incluyó un “asalto aéreo" simultáneo en cuatro fincas bananeras de los municipios de Chigorodó y Carepa.

 El general Nieto insistió en que esta es la “incautación más grande" de cocaína realizada en el país en escondites en donde era almacenada para luego enviarla al exterior a través de lanchas rápidas y barcos cargueros.

 La cocaína estaba “en caletas ocultas bajo tierra" y, según las investigaciones, “era surtido por al menos diez organizaciones narcotraficantes de los departamentos de Chocó y Antioquia, así como de las regiones de El Catatumbo y los Llanos Orientales, entre otros.
La droga era custodiada por integrantes del Clan del Golfo al mando de alias “Mordisco", del que no facilitaron mayores detalles. Esa cantidad de cocaína está valuada en promedio en 1.500 millones de dólares en EEUU y Europa.
Reunión bilateral con EEUU

El vicepresidente de Colombia, Óscar Naranjo, iniciará el próximo lunes una visita a Estados Unidos con una agenda que priorizará temas como la implementación del acuerdo de paz con las FARC y el escenario del país tras el fin de ese conflicto, el problema de las drogas y la atracción de inversiones.

El funcionario anticipó que presentará el “tratamiento integral" que Colombia da al problema de las drogas, que, consideró, “no se trata simplemente de un tema de cultivos ilícitos" sino de acciones como la interdicción, el desmantelamiento de las organizaciones dedicadas al narcotráfico, la aplicación de la extradición, así como el combate al lavado de activos.

“Esa visión integral es la que mostraremos allá para, en todo caso, dar certeza de que Colombia no ha bajado la guardia, que nosotros tenemos una prioridad en ese tema", agregó. En ese contexto, destacó que la estrategia del país contra los cultivos ilegales “tiene dos componentes": la erradicación forzosa, que ya alcanza las 45.000 hectáreas destruidas de las 50.000 previstas, y la sustitución voluntaria, que apunta a acabar con otras 50.000 hectáreas mediante acuerdos con campesinos.






e-planning ad