MUNDO

Colombia preocupada por aumento de cultivos de coca


En 2016 se registraron 96.000 hectáreas de coca, representando un 39% más con relación con la superficie identificada en 2014

En Colombia por primera vez en la historia se han incrementado los cultivos no cosechados

05/03/2017

El ministro colombiano de Defensa, Luis Carlos Villegas, expresó hoy su preocupación por el aumento de los cultivos de coca y producción de cocaína en el país durante el último año revelados por el Gobierno de Estados Unidos y la ONU.
 

"Sin sorpresa pero con auténtica preocupación, el Gobierno de Colombia ha recibido el anuncio de un importante incremento, durante el 2016, en la producción de hoja de coca y de cocaína en nuestro país", manifestó el jefe de la cartera de Defensa en una columna de su autoría publicada en el diario bogotano El Tiempo.
 

Un informe anual sobre cultivos ilícitos del Departamento de Estado de EE.UU. enviado e pasado sábado al Congreso señala que los cultivos de coca en Colombia aumentaron un 42% en 2015 respecto a 2014, mientras que en el mismo periodo se incrementó en un 60% la producción de cocaína.
 

Otro informe, divulgado el mismo día en Viena por la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de Naciones Unidas indica que la superficie dedicada al cultivo de coca aumentó en Colombia desde las 69.000 hectáreas de 2014 a las 96.000 de 2016, un 39% más.
 

Villegas no ve sorpresas en las cifras divulgadas porque la tendencia al crecimiento de los cultivos entre 2013 y 2015 se mantuvo en el 2016.
 

Aseguró que la tendencia al crecimiento de esos cultivos es favorecida por "la devaluación del peso colombiano, que produjo un aumento en el ingreso de la cadena local de las drogas; la promoción que hicieron las FARC de este cultivo ilícito en los primeros años del proceso de negociación, con el supuesto argumento de que por esa vía muchos cultivadores recibirían beneficios del Estado".
 

También argumentó que influye la suspensión de la fumigación aérea con el herbicida glifosato en 2015.
 

Su preocupación la expresa porque "son muchos los sacrificios en vidas, liderazgo, tranquilidad y recursos públicos, en los que hemos tenido que incurrir en esta guerra contra la oferta, que pareciera no estar correspondida suficientemente en resultados y energía por una guerra a la demanda, especialmente en los EE.UU".
 

Villegas dijo confiar en los resultados de las acciones del Gobierno contra los cultivos ilícitos en la que se combina erradicación y sustitución.
 

De otro lado, destacó que entre 2015 y lo que va de este año, la política antidrogas de Colombia ha tenido otros éxitos "que pueden ser, incluso, más importantes que un triunfo contra los cultivos ilícitos".
 

Recordó que las autoridades incautaron en 2016 casi 380 toneladas de cocaína en Colombia "lo cual significa un incremento de 125 toneladas que corresponde al 49 por ciento, con respecto al 2015".
 

"En lo que va de 2017 hemos incautado 45 toneladas, 25% más que en el 2016", añadió el ministro.
 

Adicionalmente, en 2016 fueron destruidos 4.900 laboratorios para el procesamiento de cocaína con "un incremento de 24% con respecto al 2015, y en lo que va del 2017 llevamos 743 destruidos".
 

Aseguró además, que se han erradicado 5.500 hectáreas de coca "en medio de una creciente actividad de bloqueo por parte de los cultivadores y en algunos casos de las mafias detrás de los cultivos".
 

Destacó que "por primera vez en la historia se han incrementado cultivos no cosechados, noticia que confirma el éxito de la interdicción".
 

"Debe, pues, mirarse este momento de la política antidrogas como un momento nuevo, con más retos en el eslabón inicial y muy buenos resultados en los eslabones de transformación y comercialización de la droga. Esperamos resultados equivalentes en la cadena del consumo", agregó Villegas.
 

El ministro finalizó su columna señalando que Colombia y Estados Unidos "tienen una alianza que trasciende la lucha contra las drogas, pero que gracias a ella ha construido confianza, conocimiento mutuo y apoyo pluripartidista en ambos congresos y en la opinión pública".  



En esta nota



e-planning ad