mundo

Cerca de 400.000 niños llegan a Europa por mar


Save the Children informó sobre el alto número de menores que cruzan el Mediterráneo sin la compañía de un adulto y pidió a la UE más medidas de protección

Se estima que durante los primeros meses de 2016 alrededor de 15.300 menores llegaron a Italia sin acompañante
Escuchar el artículo Pausar Lectura

06/09/2016

La organización Save the Children afirmó este martes que más de 398.000 inmigrantes y refugiados menores han alcanzado las costas europeas por mar desde 2015 y cerca de 15.300 han sido los que han llegado a Italia sin acompañante adulto en los primeros meses de 2016.

Las cifras que expuso la organización durante un encuentro mantenido en Roma, buscó alertar sobre número creciente de menores que viajan sin acompañante en barcazas precarias con destino a Europa.

La organización ilustró que los más de 398.000 menores que llegaron a Europa desde 2015 hasta hoy es una cifra que supone el 30 % del total de las personas desembarcadas en puertos europeos.

Subrayó que solo a Italia han llegado en los primeros ocho meses del año 15.300 menores sin un acompañante adulto, casi el doble de los que lo hicieron en el mismo periodo del año pasado.

Ante este panorama, apuntó la organización, la Unión Europea (UE) y los estados miembros "son llamados a intervenir con urgencia, poniendo al centro de la política y de la acción europea sobre inmigración los derechos y las necesidades de los niños durante todo su trayecto migratorio, desde los países de origen, de tránsito y de destino".

El director general de Save the Children, Valerio Neri, sostuvo en un comunicado remitido a los medios que es "urgente y necesario que la UE" aplique una "política y una estrategia común que garantice una efectiva protección de los sujetos más vulnerables, que son los niños, especialmente los no acompañados".

También solicitó que se activen y garanticen "vías seguras y legales" que permitan a los inmigrantes y refugiados llegar a Europa sin confiar su destino a los traficantes de personas y que los niños sean considerados prioritarios en los mecanismos de recolocación en el interior de la UE.

Propuso que las embajadas en los distintos países en conflicto puedan dar visados a los colectivos más vulnerables, "como familias con niños", y recomendó que las políticas de devolución de inmigrantes irregulares tengan en cuenta los intereses de los menores y su seguridad.

Finalmente, criticó el plan de la Comisión Europea, que "prevé la recolocación de 160.000 solicitantes de asilo de Grecia e Italia", una acción que presenta "retrasos", ya que -apuntó- "a fecha 11 de julio de 2016 solo 3.056 solicitantes de asilo han sido recolocados en otros países"



 




En esta nota