MUNDO

Centristas tumban a oposición francesa


Necesitaban 289 escaños para obtener mayoría absoluta y obtuvieron 360. Los derechistas tienen ocho escaños

El fenómeno de Macron marca el final de una época en Francia / Foto: Reuters

19/06/2017

Con su promesa de renovación de la vida política y una batería de reformas, el movimiento del presidente centrista Emmanuel Macron obtuvo ayer una mayoría absoluta abrumadora en las legislativas en Francia, donde la oposición quedó malherida.


 La República en Marcha (LREM), de Macron, creado hace poco más de un año, barrió a los principales partidos históricos de izquierda y de derecha con unos 360 escaños de 577, muchos más de los 289 necesarios para la mayoría absoluta, según las estimaciones publicadas por los institutos de opinión.
 Hubo un índice récord de abstención en este tipo de comicios, que supera el 56%. La victoria anunciada del partido del presidente, junto con un desinterés creciente por la política, ha disuadido a muchos votantes de acudir a las urnas.   
 
Cambios en la Asamblea
La metamorfosis en la Asamblea Nacional saltará a la vista: la mitad de los nuevos diputados no han ocupado nunca cargos electos y proceden de la sociedad civil, habrá muchos más jóvenes y mujeres, y una mayor diversidad étnica.


En opinión del profesor de Derecho Constitucional Didier Maus: "Se tiró todo lo que representaba un sistema anterior y se está intentando otra cosa".
 El presidente más joven de la historia de Francia -tiene 39 años- y prácticamente desconocido hace apenas tres años se ha fijado como prioridad reformar el país de cabo a cabo con un abanico de propuestas socioliberales.
 La nueva Asamblea Nacional empezará por votar tres proyectos de ley: uno sobre la moralización de la vida pública -tras una campaña deslustrada por diferentes escándalos político-financieros-, otro para reforzar las medidas de seguridad contra el terrorismo y un tercero sobre la reforma del código del trabajo.


La alianza de conservadores terminará con entre 126 y 131 diputados, de los cuales una parte está dispuesta a apoyar al partido de Macron, siempre según estimaciones de los institutos de opinión. El ultraderechista Frente Nacional (FN) pasará de dos a ocho escaños. Su líder, Marine Le Pen, rival de Macron, se estrenará en el hemiciclo con su primera banca. 



 




En esta nota