MUNDO

Bolsonaro destituye a colombiano Ricardo Vélez del Ministerio de Educación


El filósofo colombiano de 75 años, Ricardo Vélez Rodríguez, entró a formar parte del Gabinete ministerial de Bolsonaro desde el inicio del Gobierno, el 1 de enero pasado, por recomendación del gurú ultraconservador Olavo de Carvalho, uno de los mentores del mandatario


Bolsonaro destituyó este lunes al ministro de Educación. Foto PanaMan Post
Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

08/04/2019

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, destituyó este lunes al colombiano nacionalizado en Brasil Ricardo Vélez Rodríguez, titular del Ministerio de Educación y cuya gestión se vio envuelta en múltiples polémicas y ha provocado disputas internas dentro de la cartera.

La decisión, que el mandatario había dejado entrever desde el pasado viernes, fue confirmada por el propio Bolsonaro a través de las redes sociales, donde anunció el nombre de su reemplazo.

"Comunico a todos el nombramiento del profesor Abraham Weintraub en el cargo de ministro de Educación", publicó Bolsonaro en su perfil de Twitter, su medio de comunicación preferido.



 En su mensaje, el mandatario brasileño se refirió de manera escueta al filósofo colombiano. "Aprovecho para agradecer al profesor Vélez por los servicios prestados", señaló.

Según Bolsonaro, el nuevo jefe de la cartera de Educación "es doctor, profesor universitario y posee amplia experiencia en gestión y el conocimiento necesario para la cartera".

La gestión de Vélez Rodríguez al frente de la cartera de Educación estaba siendo cuestionada por las disputas internas que se venían presentando entre los diferentes grupos de poder del ministerio, y que provocaron una serie de despidos y renuncias, entre ellas las de tres viceministros.

El filósofo colombiano de 75 años entró a formar parte del Gabinete ministerial de Bolsonaro desde el inicio del Gobierno, el 1 de enero pasado, por recomendación del gurú ultraconservador Olavo de Carvalho, uno de los mentores del mandatario.



Vélez Rodríguez, quien fijó su residencia en Brasil en 1979, también ha protagonizado diversas polémicas por sus declaraciones. La más reciente se dio por una mención que hizo del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar, uno de los personajes más sanguinarios de su país natal, a quien puso como ejemplo de conducta para que los jóvenes no consumieran drogas en la escuela.

"Pablo Escobar había reservado campos de fútbol para los jóvenes y una pequeña biblioteca. De esa forma, los jóvenes no consumían cocaína porque este producto estaba orientado a la exportación", sostuvo el ministro durante una intervención durante una audiencia pública en la Cámara de Diputados.

Haber dicho que los brasileños se comportan como "caníbales" en sus viajes al exterior y anunciar "cambios progresivos" en los libros de texto para que "los niños puedan tener la idea verídica" y "real" del golpe de Estado de 1964 y de la dictadura militar que se estableció después hasta 1985 fueron otras polémicas que se originaron con el ministro, un anticomunista declarado y enemigo de lo políticamente correcto.

Te puede interesar: 

Bolsonaro bate récord de reprobación en tres primeros meses de gobierno en Brasil



Bolsonaro, bajo presión por suba del desempleo en Brasil

Juez concede libertad al expresidente de Brasil Michel Temer



 




En esta nota