MUNDO

Bajo presión, los líderes catalanes deciden si declaran independencia


Carles Puigdemont presentará los resultados del referéndum en el que un 90% de los participantes (43% del padrón) dijo Sí a la secesión. Su intervención comenzará a las 12:00 (hb)

Miles de catalanes también se pronunciaron contra la independencia. Hoy es el Día D en Cataluña

10/10/2017

La peor crisis política de la democracia española afronta 24 horas dramáticas en las que el presidente catalán, Carles Puigdemont, decidirá si cede a amenazas y presiones de derecha e izquierda o declara la independencia como le exigen sus aliados.
El último llamamiento a Puigdemont para que renunciase a la proclamación lo hizo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, asegurando que esta pondría en peligro "la cohesión social".

"Los resultados del 1 de octubre no pueden ser un aval para proclamar la independencia", dijo, solicitando al mismo tiempo al jefe de Gobierno de español, Mariano Rajoy, que no suspenda la autonomía de Cataluña.
El ejecutivo de Rajoy fue más allá: si Puigdemont sigue adelante “habrá que tomar medidas”, advirtió la vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría.

Hoy, Puigdemont tendrá una primera oportunidad de proclamar la independencia en su comparecencia ante el Parlamento regional catalán -a las 12:00 de Bolivia- tras el referéndum de autodeterminación prohibido del 1 de octubre. Según su ejecutivo, en este la secesión logró el 90% de los votos con una participación del 43%.
La última vez que un gobierno catalán declaró la independencia, en 1934, su presidente Lluís Companys acabó en la cárcel, un hecho que ayer un dirigente del Partido Popular de Rajoy, Pablo Casado, le recordó a Puigdemont.

La vicepresidenta eludió concretar si el Gobierno aplicaría el artículo 155 de la Constitución española, que prevé la suspensión e intervención del gobierno catalán, pero deslizó que el Senado debería ser parte de la respuesta.

Ayer, tres empresas catalanas más -la inmobiliaria Colonial, la operadora de autopistas Abertis y su filial de telecomunicaciones Cellnex- anunciaron que trasladaban su sede a Madrid.



En esta nota



e-planning ad