MUNDO

Así secuestraron al hijo de 'El Chapo' Guzmán


Después del asalto a la casa de su madre, ayer secuestraron a uno de sus hijos. Esto evidencia una lucha entre cárteles de la cual no se puede deshacer, pese a estar preso

Este es el restaurante La Leche de donde secuestraron a uno de los hijos de 'El Chapo'

17/08/2016

La violencia que desató durante años Joaquín "el Chapo" Guzmán, el temible narcotraficante encerrado en una cárcel de alta seguridad y requerido por Estados Unidos, se vuelve contra su familia. Después de que un escuadrón tomó por asalto la casa de su madre, en junio pasado, uno de sus hijos, narco como "el Chapo", fue secuestrado por un grupo rival.

Jesús Alfredo Guzmán, hijo del histórico líder del cartel de Sinaloa, fue raptado cuando comía con un grupo de amigos, al parecer también miembros de esa organización, en un restaurante del balneario de Puerto Vallarta, sobre el Pacífico mexicano.

Según confirmaron los testigos, dos camionetas en las que viajaba el comando de secuestradores llegaron cerca de la una de ayer al restaurante La Leche, sobre la avenida principal de la ciudad, que atraviesa la zona hotelera, y se llevaron a Jesús Guzmán con sus compañeros de copas. Extrañamente para un enfrentamiento entre narcos, sin embargo, en el asalto no se disparó un solo tiro. Querían a todos vivos, informo el diario La Nación.

"Siete sujetos armados someten y privan de su libertad a seis personas, seis hombres que en ese momento se encontraban acompañados aproximadamente por nueve mujeres", declaró el fiscal general del estado de Jalisco, Eduardo Almaguer. Las mujeres quedaron libres y huyeron rápidamente de la escena, pero las autoridades no dieron con ellas.

La declaración de testigos y la revisión de cinco vehículos, propiedad de las víctimas, llevó a suponer a las autoridades que el hijo de "el Chapo" estaba entre los secuestrados, presunción que luego fue confirmada. "Se ha logrado la identificación de cuatro de los secuestrados, uno de ellos es Jesús Alfredo Guzmán Salazar, de 29 años, hijo de Joaquín Guzmán Loera", dijo Almaguer.

Además de Jesús Alfredo Guzmán, de 29 años, señaló que entre los secuestrados están Juan Daniel Calva Tapia, de 53 años; Josías Nahuali Rábago Borbolla, de unos 35, y Víctor Galván Ureña, de 46 años. Los dos restantes están aún sin identificar.

"No hay ningún tipo de denuncia, ya sea telefónica anónima o datos que nos permitan acreditar la identidad" de los secuestrados, añadió Almaguer.

De inmediato se desplegó una intensa cacería humana, sobre todo en la zona montañosa cercana a Puerto Vallarta, para ubicar a los secuestrados, con la intervención del ejército, la marina, la policía federal y las fuerzas locales.

No está claro a quiénes respondían los secuestradores del restaurante. Las versiones y los indicios van desde una lucha por el liderazgo del debilitado cartel de Sinaloa que lideraba "el Chapo" -encarcelado en una prisión de Ciudad Juárez, luego de una serie de evasiones de película que pusieron en ridículo al gobierno mexicano- hasta la obra de una de las organizaciones narcotraficantes rivales que luchan por el control territorial de la región.

"Estamos ya muy avanzados en la identificación de quién pudo haber ejecutado esta acción", dijo Almaguer, que se refirió a un grupo armado antagónico. Esta organización delictiva ha venido mutando (de nombre) en los últimos años", agregó el fiscal.

Las sospechas se orientan al cartel Jalisco Nueva Generación, que surgió en 2010 como una célula del cartel de Sinaloa. En los últimos años se convirtió en una de las principales amenazas a la seguridad del país y mantiene pugnas con el antiguo cartel de Sinaloa, que dirigía Guzmán hasta que fue recapturado en enero pasado.

Jalisco Nueva Generación apareció en 2010 tras la muerte del jefe local del cartel de Sinaloa, Ignacio "Nacho" Coronel, y ha ganado fuerza hasta figurar entre los más poderosos al grado de desafiar a fuerzas de seguridad con espectaculares ataques y emboscadas.

Medios locales, en tanto especulaban también que el secuestro es parte de la posible disputa del poder entre Iván Guzmán, hermano de Jesús, con el "compadre" de su papá Ismael "El Mayo" Zambada, prófugo desde hace años.

El gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, dijo en su cuenta de Twitter que se emprendió la búsqueda de las víctimas y de los secuestradores, mientras intentaba deslindar el incidente como un hecho "aislado" para mantener a salvo la imagen de Puerto Vallarta como lugar seguro de veraneo.

"A los habitantes y turistas de Puerto Vallarta les informo que hemos reforzado la seguridad para que hagan sus actividades con normalidad", dijo Sandoval.



En esta nota



e-planning ad