mundo

Así liberaron a 33 leones de circos de Perú y Colombia


La operación fue encabezada por Animal Defenders International (ADI). Tras el rescate, los trasladaron en avión hasta Johannesburgo (Sudáfrica)

LEONES
Escuchar el artículo Pausar Lectura

30/04/2016

Este sábado, 33 leones liberados de circos en Perú y Colombia por Animal Defenders International (ADI) llegaron en un vuelo charter a Johannesburgo, Sudáfrica, en camino al Emoya Big Cat Sanctuary, en Limpopo.

Así concluyó exitosamente la Operación Espíritu de Libertad que ADI, en coordinación con autoridades de ambos países, realizaba desde 2014 para apoyar en la prohibición del uso de animales silvestres en espectáculos circenses.
 
Con ésta, ADI continúa el proceso empezado la década pasada en Bolivia con la Operación Arca de Leones para rescatar animales explotados en espectáculos circenses que liberó, primero, 4 leones desde Cochabamba en 2010 y luego 25 desde Santa Cruz de la Sierra en 2011 hacia santuarios en EEUU, además de gran cantidad de animales autóctonos hacia áreas protegidas bolivianas y un papión sagrado hacia el Reino Unido.

La Operación ADI Espíritu de Libertad se ha desarrollado desde mediados de 2014 y en Perú logró liberar más de 100 animales de la explotación circense y el comercio ilegal.

Muchas especies nativas (osos de anteojos, monos, aves, reptiles y otras especies nativas, incluyendo un cóndor) fueron rescatados en muy mal estado físico y emocional y, después de procesos de recuperación (que incluyó llevar a Perú desde EEUU a especialistas internacionales en salud de animales silvestres), fueron reubicados en confortables instalaciones construidas por ADI dentro de refugios localizados en sus hábitats en la Amazonía peruana, mientras el tigre Hoover fue llevado a un santuario en la Florida y ahora los 33 leones llevados a Sudáfrica.

ADI es una organización global sin ánimos de lucro dedicada a la defensa de la vida animal a través de investigaciones, asesoramientos a gobiernos y acciones como estas dos grandes Operaciones.

Por su parte, Emoya Big Cat Sanctuary es un santuario para leones con 5.000 hectáreas no abierto al público que fue establecido en una finca privada por Savannah y Madeleine Heuser en 2012 cuando Savannah tenía sólo 16 años de edad.



 




En esta nota