mundo

Alemania continuará acogiendo a refugiados


La canciller alemana, Angela Merkel, aumentará la seguridad ciudadana. A su vez, ratificó que Alemania superará la "prueba de fuego" de acogida de refugiados sirios

Los últimos ataques han ocasionado que se ponga en duda las políticas de acogida a refugiados en Alemania
Escuchar el artículo Pausar Lectura

28/07/2016

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó este jueves los atentados yihadistas cometidos en Baviera, que calificó de ataques contra un "modelo de sociedad abierta", y reafirmó su convicción de que el país superará la "prueba histórica" de la acogida de refugiados.

A los que cometieron los atentados de Würzburg y Ansbach "no les importó nada que haya refugiados que de verdad precisan nuestra protección", apuntó Merkel, en una conferencia ante los medios tras los ataques cometidos el 18 de julio y el pasado domingo en dichas ciudades de Baviera, en ambos casos por peticionarios de asilo.

La canciller alemana Angela Merkel rechazó "con firmeza" los llamamientos para cambiar la política de acogida tras los ataques de los últimos días cometidos por refugiados. Los yihadistas "quieren cuestionar nuestra disposición para acoger a la gente que sufre. Lo rechazamos con firmeza", dijo la líder.

Merkel situó estos ataques del "terrorismo yihadista" al nivel de los que recientemente sacudieron la ciudad francesa de Niza o la estadounidense de Orlando.

A su juicio, esos ataques pretenden poner a prueba la libertad y la unidad de la sociedad, por lo que la respuesta debe ser "no desviarse" del camino emprendido.

Los autores de los atentados de Baviera se "burlaron" de su país de acogida, de los miles de refugiados que viven en Alemania y de los voluntarios que los atienden con la intención de quebrar la voluntad de acogida y hay que enfrentarse a ellos, subrayó.

Tras enumerar las medidas de seguridad en marcha, no anunció por ahora iniciativas adicionales hasta analizar en profundidad la situación, pero afirmó que se hará "todo lo humanamente posible" para garantizar la seguridad.

Merkel dijo que Alemania y Europa se enfrentan a una "prueba de fuego" y reconoció que muchos ciudadanos se preguntan si se superará con éxito.

La respuesta, a su juicio, está en el artículo 1 de la Constitución alemana, que garantiza que la dignidad humana es inviolable y que respetarla y protegerla es obligación de todo poder público, lo que exige dar asilo y refugio a quien huye de la persecución y la guerra.

Merkel recordó las palabras que pronunció hace once meses y que le reportaron muchas críticas -"vamos a conseguirlo"- y, tras señalar que nunca dijo que fuera a ser tarea fácil, volvió a mostrarse convencida de que el país conseguirá superar la "prueba de fuego histórica" a la que se enfrenta.



 




En esta nota