MUNDO

Al menos 17 muertos por tiroteo en una escuela secundaria de Florida


Un exalumno expulsado el año pasado fue arrestado y acusado de disparar indiscriminadamente. Fue una jornada de horror para estudiantes y profesores. El estado es uno de los más permisivos en el tema armas

Policías realizan pericias, sacan a los estudiantes y llevan a los heridos a centros asistenciales
Leer el artículo Pausar Lectura

15/02/2018

Un nuevo tiroteo enlutó ayer a Estados Unidos: 17 personas murieron en una escuela de Florida, en una jornada de horror donde estudiantes aterrados evacuaron las instalaciones tras los disparos, mientras otros escondidos pedían ayuda por mensajes de texto.


 Esta matanza en el Día de San Valentín, una de las peores en el país en 25 años, ocurrió en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, una ciudad a unos 80 km de Miami, luego de que un exalumno de 19 años abriera fuego hacia el fin del horario de clases, dijo la policía.  


“Tenemos 17 víctimas confirmadas. 12 de ellos estaban dentro del edificio, dos estaban justo fuera y otra en una calle adyacente. Dos personas perdieron la vida ya en el hospital”, dijo el jefe de Policía del condado de Broward, Scott Israel, calificando la escena del crimen como “horrible”.  Tres heridos se hallan en estado crítico y otros tantos están estables.


El sospechoso, que está bajo custodia, fue identificado como Nicolas Cruz y había sido expulsado por “razones disciplinarias”.


“Ya hemos comenzado a examinar sus cuentas en las redes sociales y algunas de las cosas que nos vienen a la mente son muy inquietantes", dijo Israel. “Creemos que tenía un rifle AR-15”, agregó.  


Cruz fue arrestado sin incidentes en la cercana ciudad de Coral Springs y llevado al hospital con heridas leves, añadió.  Un maestro de la escuela declaró al diario Miami Herald que Cruz había sido identificado anteriormente como una amenaza potencial para sus compañeros de clase.  El atacante activó una alarma de incendio antes de empezar a disparar.  


Permisivo
Florida es un estado con una regulación de las armas relativamente permisiva en comparación con otros territorios de EEUU.  Las personas que están en ese estado -aunque no sean residentes- pueden llevar encima armas cortas (esencialmente pistolas y revólveres) siempre que cuenten con el permiso necesario para ello y no las muestren en público. 


Lo que el estado prohíbe a la gente es llevar ametralladoras, rifles o escopetas, incluso aunque no las vayan enseñando. Florida no solo no tiene un registro de armas de fuego, sino que es un delito castigado con cárcel crear uno. 


El argumento es que una lista de estas características sería "una forma de acoso" a los ciudadanos que tienen armas de fuego.


“Mis oraciones y mis condolencias a las familias de las víctimas del terrible tiroteo en Florida”, dijo en Twitter el presidente Donald Trump.  “Ningún niño, maestro o cualquier otra persona debería sentirse inseguro en una escuela estadounidense”, agregó.


Por otro lado, una persona resultó herida ayer en un tiroteo registrado al inicio de  la mañana en las afueras de la sede de la agencia de inteligencia NSA, en los alrededores de la capital estadounidense, informó un vocero de esa entidad.



 




En esta nota