MUNDO

14 civiles y decenas de combatientes muertos tras ataque en Siria


Las tropas sirias aseguran haber arrebatado más de una veintena de localidades a la oposición desde que a finales de abril lanzó una operación en la zona supuestamente en respuesta a "ataques terroristas"


Escuchar el artículo   Publicidad Pausar Lectura

22/05/2019

Al menos 14 civiles murieron en la madrugada de este miércoles en bombardeos de aviones rusos y siros en la provincia de Idlib, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, en medio de un aumento de los combates en el noroeste de la nación árabe que han causado decenas de combatientes muertos y heridos desde el martes.

Según la ONG, al menos 12 civiles perdieron la vida en la madrugada y otros 18 resultaron heridos en el bombardeo de aviones rusos contra un mercado popular en la ciudad Maarat al Nuaman en el sur de la provincia siria de Idlib.

Otros dos perecieron en un ataque de aviones de las fuerzas del Gobierno sirio contra la localidad de Maarat Hurma, en el sur de Idib.



Los ataques se produjeron después de que ayer facciones rebeldes atacaran la vecina provincia de Hama, causando la muerte de 29 efectivos de las tropas sirias gubernamentales apoyadas por Rusia, indicó ayer la misma fuente.  

Según informó a medios oficiales una fuente militar de la provincia de Hama, más de un centenar de miembros de facciones rebeldes murieron y resultaron heridos en esa provincia del noroeste de Siria, cuando fuerzas sirias respondieron a un ataque con coche bomba en la localidad de Kafr Nabuda.  

"Las pérdidas de milicianos durante la operación de ayer alcanzó más de 110 entre muertos y heridos, además de grandes pérdidas de munición militar", detalló la fuente.

Tanto el frente Al Nusra y la "facciones terroristas aliadas de las Guardianes de Religión" y el Frente Nacional para la Liberación atacaron Kafr Nabuda con un coche bomba conducido por un suicida maldivo, señaló la fuente militar.  



Según la versión del Observatorio, al menos 29 efectivos militares sirios y 23 de grupos insurgentes murieron el martes en combates en Hama en un intento de los opositores de recuperar el control del territorio que han perdido.

La ONG indicó que los aviones del Gobierno sirio lanzaron también una decena de bombardeos en varias áreas de Idlib, último bastión rebelde que escapa al control de Damasco.

Los combates alrededor de la zona desmilitarizada pactada por turcos y rusos en septiembre pasado continúa a pesar de que Moscú, principal aliado de Damasco, anunció hace tres días que el Ejército sirio había declarado un alto el fuego unilateral en Idlib.

Al menos 193 civiles, entre ellos 38 niños, han muerto en el medio de la escalada del conflicto que comenzó el 30 de abril y la ofensiva de las tropas sirias con apoyo ruso, según el Observatorio.
 



 




En esta nota