Inicio Editorial Clima Clasificados  
   
   
La boxeadora vendrá al país
Jennifer Salinas no descarta demandar a quien la ultrajó
Salinas cree que sería una buena idea juntar a todas las víctimas de su agresor (de quien solo se conoce su nombre, Raúl), pues asegura que no ha sido solo ella, sino que son varias personas

20 de Febrero de 2014 | Ed. Impresa
Las estadísticas sobre violación no reflejan la realidad, muchos no denuncian el hecho. Foto: Archivo
A+ A-

Guider Arancibia - garancibia@eldeber.com.bo

La boxeadora Jennifer Salinas abrió la posibilidad de iniciar una demanda penal contra su agresor sexual tras enterarse de que en Bolivia los delitos de ultrajes sexuales no prescriben a través del tiempo.

En entrevista telefónica, la deportista boliviana confirmó que en estos días arribará al país para cumplir compromisos de trabajo y no precisamente por el tema de la violación de la que fue víctima cuando era niña y que le causó un verdadero trauma. “No quiero hacerle un escándalo más, sé que él está pagando por lo que hizo, dudo que vuelva a abusar de esa niña como lo ha estado haciendo. Pero si puedo denunciarlo (después de 26 años), y si se puede denunciar sin pruebas, obvio que lo quiero hacer cuando esté en Bolivia”, expresó la joven boxeadora.

Y agregó: “Realmente todas sus víctimas sería bueno juntarnos, las amiguitas, sus hijas, yo, juntarnos todas y denunciarlo juntas. Mientras más armas, más fácil se gana la guerra, y como ya tiene antecedentes de violador yo creo que sería un éxito que termine en la cárcel”.

Su identificación es la base

Sobre el tema, el presidente del Colegio de Abogados de Santa Cruz, Marcelo Arrázola, sostuvo que uno de los pasos más importantes que se deben dar es identificar al agresor para que organismos como la Policía y la Fiscalía puedan abrir la investigación para esclarecer el hecho lamentable. 

La responsable de la Unidad de Víctimas Especiales (UVE), María del Carmen Roca, manifestó que esa institución no conoce de manera oficial el tema, pues no existe denuncia. En su opinión, es necesario que se formule la denuncia, pues todo lo que se conoce hasta ahora es a través de los medios de comunicación.

Hay que denunciar 

Una de las recomendaciones de la UVE a todas las víctimas de ultraje sexual es que se armen de coraje y denuncien los hechos a fin de evitar la impunidad de los autores. La fiscal Yolanda Aguilera  manifestó que numerosos casos de agresiones sexuales contra niñas de entre 5 y 7 años son atendidos a diario. 

Dijo que cuando las víctimas son niños indefensos generalmente son presas fáciles del miedo y esconden la realidad. Sin embargo, muchos hechos son conocidos por comentarios que hacen en los colegios o a otros familiares. “Hay casos en los que los familiares se enteran, pero no denuncian. Eso es grave porque están causando que las víctimas vivan una vida con heridas difíciles de cicatrizar”, manifestó  

Casos conocidos por la fiscalía

Dos hermanas abusadas
La Fiscalía procesa un caso en el que dos niñas de 8 y 9 años eran violadas por su tío en su propia casa. Las pequeñas estaban amenazadas, pero un comentario en el colegio destapó el abuso.  El autor fue detenido y está siendo enjuiciado. Las niñas ahora tienen 10 y 12 años. El agresor logró salir en libertad con medidas sustitutivas.   

El drama de dos primas
Dos primas hermanas de siete años también fueron víctimas de ultraje sexual. Inicialmente guardaron silencio por amanazas de muerte de parte del autor, que es del entorno familiar. El comentario ante un vecino permitió el esclarecimiento del suceso que condujo a la detención del agresor y que ahora irá ante un tribunal de sentencia. 

El agresor, sin sanción
La Fiscalía procesa varios casos que no fueron denunciados a tiempo por temor o, en algunas oportunidades, por encubrimiento de parientes. Según los informes, en este caso el autor,  al no haber recibido una sanción, volvió a reincidir en el delito causando daño a niñas inocentes. Por esto se insta a denunciar contra la impunidad.  

ANÁLISIS

“No es bueno que se confronte con el agresor, ella debe buscar ayuda”
Arminda Carrasco - Sicóloga

Lo mediático) No es la mejor manera de resolver las cosas o un conflicto tan grande como es el caso de la violación de la que ha sido víctima la boxeadora boliviana, que atraviesa por un momento dramático y cuyo caso nos conmueve a todos. Lo mediático es exponerse a un escarnio público que viene a victimizar doblemente a las personas afectadas. Por eso, lo recomendable es que la víctima inicie un proceso terapéutico porque le ayudará a encontrar una mejor convivencia.

La rabia, el rencor y el dolor no permiten a la víctima de violación desarrollar una vida plena y hay que disminuir esto. No es bueno que la víctima se confronte de manera directa con el agresor, sino que lo más importante es que a través de la terapia se fortalezca y que cuando ella quiera confrontarlo supere todo lo que atravesó.

El caso de la boxeadora boliviana es lamentable y doloroso, pero debe superarlo. Sin embargo, creo que el camino de la publicidad mediática no es lo adecuado porque las consecuencias son muchas, repito, no es una salida sana ni apropiada. Ella tiene su vida afectada, pero también lo están su entorno familiar como su esposo y sus hijos.

Escuchar su declaración que en los medios de comunicación me pareció muy triste, pero que ella se someta a esto es verdaderamente un escarnio. La primera parte de su testimonio pude verlo, lo demás tuve que abstenerme porque es doloroso para una mujer. Digo que no fue el mejor camino porque mediante las redes sociales todo el mundo emite criterios, unos a favor y otros en contra, y una persona como  la joven deportista necesita un apoyo para curar esas heridas profundas 








 Más Deportes






 
   
HOY: InicioCiudadPaísMundoDeportesFinanzasMujerTecnología
EDICIÓN IMPRESA: PortadaSanta CruzNacionalEconomíaSocialesEscenasEditorialClimaLectores
SERVICIOS: HoróscopoONADEM Medios a la vista
NOSOTROS: InstitucionalQuienes Somos
 

 

PILOTO: 591 (3) 3538000 - Fax Redacción: 591 (3) 3536637   -   Fax Publicidad: 591 (3) 3539053
Derechos Reservados © 2010 - 2014

Santa Cruz - Bolivia