Niña violada por su padre es madre a los 11 años
Abusos. El incestuoso es sospechoso de embarazar también a su hija mayor. Entre los muchos casos denunciados el lunes está el de un profesor que violó a su alumna de 14 años y manoseó a otra chica de 12

Berthy Vaca Justiniano

Una niña, de 11 años, violada por su padre biológico, dio a luz hace siete días en la maternidad Percy Boland, donde alertaron del caso a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia. La Unidad de Víctimas Especiales (UVE) inició las pesquisas para la captura del sujeto que, según informes, también abusó y embarazó a su hija mayor.
La precoz madre y su bebé fueron internadas en un albergue como medida de protección. En la UVE informaron de que el caso está comprobado en base a la entrevista sicológica a la pequeña, que describe  las fechorías de su progenitor con ella y con su hermana mayor.
La chica afirma que los abusos de su padre comenzaron en enero de este año y que cuando su madre supo que estaba embarazada le suministró unas hierbas abortivas que no lograron su objetivo.
Un equipo multidisciplinario tiene previsto viajar al pueblo donde ocurrió el hecho para capturar al incestuoso y realizar un estudio del entorno familiar, con el fin de ver si hay otros niños en situación de riesgo, dijo Fabiola Anzaldo, abogada de la Defensoría.
Otros casos similares están siendo investigados. Uno radica en el Plan Tres Mil, donde una adolescente de 16 años sentó denuncia, el viernes, contra su padrastro que la embarazó luego de varios abusos sexuales. La adolescente dio a luz hace 20 días. El autor está siendo buscado, informó la fiscal Mirtha Algarañaz.
Asimismo, en la UVE central, otra jovencita de 16 años denunció haber sido víctima sexual de su padre desde que ella tenía 13 años, motivo por el que abandonó su casa. Refiere que al tiempo retornó a su hogar al enterarse de que su progenitor había muerto. Sin embargo, la noticia resultó falsa. De todos modos esperaba un mejor trato, pero el domingo el hombre volvió a acosarla; ella evitó el abuso abandonando otra vez su domicilio, de acuerdo con su relato.
Entre las 15 denuncias de ultrajes sexuales recibidas entre el lunes y ayer en la UVE, figuran otros hechos graves ocurridos en dos colegios y atribuidos a profesores.
El primer caso se trata de un profesor de Educación Física de un establecimiento situado por la avenida Centenario, acusado de violar en reiteradas oportunidades a una alumna de 14 años y de toques impúdicos a una menor de 12 años, que relata que el ‘profe’, en las clases de gimnasia, aprovechaba para tocarle sus partes íntimas.
El sindicado fue aprehendido el lunes y hoy será presentado ante un juez cautelar por el abuso deshonesto a la niña de 12 años. Posteriormente será procesado por el abuso sexual a la adolescente de 14, explicó la fiscal Yolanda Aguilera.
Se sabe que el maestro enseñaba en otros colegios, por lo que se indaga para ver si hay más víctimas.
De igual forma, en un colegio de Villa Warnes denunciaron que un profesor supuestamente manoseó a una niña de siete años. La pequeña avisó a su madre. El asunto está siendo investigado con prudencia de parte de la UVE para comprobar la veracidad del caso.

Dan 25 años de cárcel a un padre violador
El Tribunal Tercero de Sentencia de la capital condenó ayer en primera instancia a 25 años de prisión a Antonio L. Ch. (45) por el delito de violación a su hija biológica de 13 años.
El caso se remonta a octubre de 2009, cuando el hombre fue aprehendido al ser acusado de la agresión a su descendiente, a la que embarazó y posteriormente hizo abortar suministrándole unas tabletas.
La fiscal Yolanda Aguilera abrió proceso al sindicado por el delito de violación agravada a niño, niña y adolescente. El juicio oral, con tres jueces ciudadanos y dos jueces técnicos, se instaló el jueves y culminó ayer con la ejemplarizadora sentencia.

Generan prevención en los colegios
La Defensoría de la Niñez y Adolescencia informó de que en días pasados se impartieron temas de prevención de abusos sexuales en el seno familiar en 15 colegios fiscales situados dentro del cuarto anillo de la capital cruceña.
Roxana Ortiz, abogada de la Defensoría, manifestó que en dichos cursos se pone al tanto a los niños y a los adolescentes de que nadie tiene derecho de tocar maliciosamente su cuerpo y se les enseña a distinguir las caricias buenas de las malas.
“Abogadas, trabajadoras sociales y sicólogas de la Defensoría que trabajamos en la Unidad de Víctimas Especiales, impartimos talleres de prevención en colegios ubicados dentro del cuarto anillo. Otras profesionales de la Defensoría que tienen sus bases en los distintos distritos municipales de igual forman cumplen una tarea similar en sus respectivas zonas. De esa manera hemos descubierto muchos casos de abusos sexuales a niñas y niños”, reveló Roxana Ortiz.
De acuerdo con estadísticas de la Defensoría, en el segundo cuatrimestre de este año se han registrado 327 denuncias de violaciones y revela que un 54% de los abusos se cometen dentro del hogar. Del total de esos casos, un 8% de los padres aparecen como agresores de sus propias hijas o hijos, un 15% los padrastros y otro 15% un familiar cercano.
Asimismo, se tiene el dato de que a consecuencia de las violaciones un 45% de niñas de entre 10 y 14 años resultaron embarazadas.
Según la abogada Ortiz, ahora se está realizando un taller para los padres de familia en el colegio Nacional Florida. Indicó que está dispuesta a dar estas clases en cualquier entidad.

    Para alarmarse  

17 denuncias en dos días. En la Unidad de Víctimas Especiales de la calle Campero, entre el lunes y ayer, se registraron 15 denuncias de abusos sexuales contra menores. Entre los acusados figuran dos padres de familia, un padrastro y dos profesores de colegios. En el Plan Tres Mil, el viernes y el lunes, se recibieron dos casos: uno en el que un sujeto es sindicado de embarazar a su hijastra de 16 años y otro en el que un mototaxista supuestamente violó a una niña de 11 años en un motel.

Preocupación. La auxiliar de la Fiscalía de la provincia Cordillera de Santa Cruz, Anabella Sierra, manifestó su preocupación por los hechos de violación en dicha región. Recientemente se presentaron varios casos de violación de niñas, perpetrados presumiblemente por sus progenitores, según radio Parapetí de Erbol. Al menos ocho denuncias están siendo investigadas.

Penas ejemplares. El delito de violación a niño, niña y adolescente, según el Código Penal boliviano, tiene una pena de entre 15 y 25 años de cárcel.