Tierras. El INRA dotará más de 15.000 ha a 150 familias en Tucavaca
Dotación. Las tierras son casi inaccesibles, pero los pobladores apuestan al agro

Hilton Heredia García | hheredia@eldeber.com.bo

Tras la aprobación de la ley que crea la Reserva Municipal de Vida Silvestre Valle de Tucavaca con una superficie de 262.305 hectáreas y en medio de la destitución del exdirector del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) Juan Carlos Rojas, la entidad agraria y el Viceministerio de Tierras, en coordinación con la Alcaldía de Roboré, definieron dotar este lunes en las márgenes de esa reserva más de 15.000 hectáreas (ha) a cinco comunidades de la localidad de Santiago de Chiquitos (San Isidro, 23 de Marzo o Ramada de Palo, 25 de Julio, 4 de Noviembre y Santa Rosa de Tucavaca).
La noticia alegra a las 150 familias beneficiarias, pues se cumple un sueño despues de varios años de demanda y de roces permanentes con algunas autoridades.
Precisamente un equipo periodístico visitó la zona durante tres días y constató la satisfacción de los originarios. Es que no es para menos, pues ellos estarán ubicados en las mismas márgenes del valle de Tucavaca, que se encuentra a 430 kilómetros al este de la capital cruceña, y que es calificada como una de las reservas naturales más importantes, tanto por la diversidad de flora y fauna como también por la belleza que ofrecen sus serranías y donde los visitantes tienen la sensación de estar muy cerca del cielo. Además, es considerado el bosque seco tropical mejor preservado de Sudamérica y el mundo.
El objetivo de los pobladores es sembrar hortalizas, verduras y frutas, además de cultivar pastizales para desarrollar la actividad ganadera en la región. Empero, la figura no se presenta nada fácil debido al pésimo estado de la vía que comunica la población de Santiago de Chiquitos con el área a dotarse y además porque los beneficiarios tendrán que comenzar de ‘cero’ y prácticamente deben ‘fundar’ un nuevo cantón.
Para tal efecto, los pobladores ya han logrado firmar un acuerdo con el Gobierno para que se les dote semillas para sembrar algunos productos, como maíz, arroz, hortalizas, además de la cría de ganado.
Entre sus proyectos está crear una microempresa entre las cinco comunidades para atender las necesidades del mercado local.
“Todos deben estar alegres, incluyendo los opositores a la dotación, pues muchos de ellos también se beneficiarán, entre ellos el presidente cívico de la comunidad 6 de Septiembre. Aquí siempre se ha cedido tierra a grupos de extranjeros, pero a los oriundos del lugar se nos hizo a un lado. Para nosotros esto es una fiesta que será celebrada a lo grande, porque nos ha costado sacrificio y lágrimas”, señaló la dirigente Cenia Cabello.
Por su lado, el principal dirigente de la Subcentral Agropecuaria Santiago de Chiquitos,  Darío Fernández, mostrando su carné de identidad indicó que de su jurisdicción hay 46 familias beneficiadas.
“Nunca hemos sido avasalladores, siempre dialogamos con el INRA y les dijimos que no vamos a ingresar a la reserva, más bien seremos fiscalizadores del valle. Siempre se nos trató de una manera cruel por intereses personales de algunas autoridades, siendo que nosotros somos originarios. Jamás hemos hecho huelgas o paros, solo trabajamos la tierra y nos conformamos con las labores agrícolas. Todos vamos a fundar otra población y el 25 será una verdadera fiesta para recibir las resoluciones de manos del INRA, no vamos a discriminar a ninguna persona”.
Con relación a la falta de servicios básicos, anunció la delimitación de un área comunal para construir una posta sanitaria, un colegio y una iglesia.
Por su parte, la dirigente de la central Roboré, Isaura Cabello Torrico, denunció haber sido amenazada por algunas autoridades del municipio de Roboré para que deje de lado la demanda de tierras.
Empero, agradeció al Poder Ejecutivo por garantizar las resoluciones de dotación. “Ya tengo una parcelita con arroz y maíz, y en este momento estoy cosechando. Con esta dotación de tierras esperamos ampliar los cultivos”, sostuvo.
Cabe recordar que la zona fue creada como reserva municipal mediante una ordenanza en el  2000 y tiene una extensión de 262.305 hectáreas, que representan un 37% del municipio de Roboré.
El área fue creada con el objetivo de preservar y proteger las fuentes y cursos de agua que nacen en la serranía de Santiago y Roboré. Se calcula que en el lugar habitan más de cien especies de mamíferos, cien especies de reptiles y anfibios, 83 especies de peces en el río Tucavaca y 328 especies de aves de tres ecorregiones distintas.
En cuanto a la flora y fauna, se estima que existen más de 1.500 especies de plantas características del lugar, entre ellas están el tajibo, el curupaú, el verdolago, pesoé y otras.
Además de la naturaleza que reina en el valle, también existen lugares arqueológicos y pinturas rupestres que llaman la atención de los visitantes.
Sobre el particular, el exdirector del valle de Tucavaca, Jerjes Suárez, afirmó que la ley garantiza el resguardo de la reserva y que tanto el INRA como la ABT no aceptarán ‘avasallamientos’ en el área.
“Con la nueva ley, las tierras fiscales serán dotadas pero no donde quieran los campesinos, sino donde el Estado ve conveniente los asentamientos humanos. Hay gente que estaba cinco y siete años en esa zona y ahora ya tienen carta de desalojo. El valle está con una normalidad y no hay depredación. Ahora bien, las dotaciones de tierra que hay son de 50 hectáreas por familia y están fuera de la reserva. Aquí no hay oposición a que las más de 15.000 hectáreas sean dotadas a los originarios”, aseveró Suárez.
Al respecto, el director regional del INRA Santa Cruz, Hernán Camposalado, confirmó que las cinco comunidades beneficiarias con más de 15.000 hectáreas deben sentirse tranquilas pues mañana se les dotará las tierras.
“Las brigadas del INRA han salido a hacer un diagnóstico e identificar las tierras. Se han visto el uso de suelo y las características, y ahora hay que esperar la realización del acto. Esta tierra es exclusivamente para los originarios de Santiago de Chiquitos y Roboré. Nosotros cumplimos nuestra función de dotar, y el Viceministerio de Tierras tiene la obligación de planificar el programa de asentamiento. Hay temor de que la gente ingrese gradualmente a la reserva, pero vamos a ‘socializar’ el asunto. Las autoridades tenemos que cumplir un rol fundamental en este tema para evitar futuros problemas”, agregó Camposalado.

   Reacciones   

Edén Suárez | Pdte. cívico Santiago de Chiquitos
“La lucha de los santiagueños siempre ha sido en defensa del área protegida. El paro y el bloqueo fue justamente para que se consolide la reserva. Santiago y Roboré nunca estuvieron de acuerdo en que se dote tierras a gente de afuera, siempre hemos dicho que primero debe ser para los oriundos. Esto se va a consolidar y es competencia del INRA”.

Zoila Zeballos  | Presidenta Concejo Municipal de Roboré
“Nosotros estamos de acuerdo con la dotación de tierras a la gente del lugar. Lo que si nos oponemos es a ocupaciones ilegales en la reserva. Pedimos respetar el valle de Tucavaca porque es el oxígeno de todos los cruceños y bolivianos. Asimismo, hay que dejar claramente establecidas las competencias para proteger el valle. Hace falta mayor protección”.

 H. Camposalado | Director del INRA Santa Cruz
“Los expropietarios de esas tierras tienen que salir del área para dar lugar a las cinco comunidades beneficiadas. Hemos emitido resoluciones para que ellos desalojen las 15.000 hectáreas que se les ha revertido. Todos tienen que estar de acuerdo. Las 150 familias pueden dedicarse a la actividad agropecuaria. Después pensamos dotar más tierras”.

José M. Pinto | Viceministro de Tierras
“Nosotros nos hemos comprometido a proteger el valle de Tucavaca. Las tierras fiscales que están disponibles, el Estado tiene la obligación de entregarlas a la gente que las necesita, en cumplimiento a la Constitución Política del Estado. También vamos a verificar si dentro de la reserva existen súbditos brasileños”.

«No hay problemas para el asentamiento»
José Eduardo Díaz Ruíz | Alcalde Municipal de Roboré

- Se observa que aún hay líos por la tierra en el valle de Tucavaca ¿Desde cuándo datan estos conflictos?
- Hace tres años se formó una comunidad en la reserva del valle que se llama Santa Rosa. La Gobernación, con el apoyo de fiscales y policías, vino y la desalojó. En la oportunidad se quemaron los puentes, las chozas que se habían instalado a lo largo de 13 kilómetros. De ahí nunca más hubo problemas. Que quede bien claro, una cosa es el valle de Tucavaca y otra la reserva.
El INRA ha dicho que desconoce los límites de la reserva, entonces, nosotros hemos planteado que una comisión de ellos y de nosotros vaya al lugar.
- ¿Desconocen los límites de la reserva?
- Hasta ahora no sabemos los límites de la reserva que corresponden a El Carmen Rivero Tórrez ni a Roboré.
- ¿Cómo se llegó a un acuerdo para dotar tierras en los márgenes del valle?
- Después de cuatro reuniones se llegó a un acuerdo. El INRA y la viceministra del Medio Ambiente, vinieron a Roboré y se acordó dotar tierras producto del recorte que se hizo a otras propiedades que no cumplían la Función Económica Social. Son más de 15.000 ha de todos los recortes. La viceministra ha dicho que se respeta todo el área y el INRA se ha comprometido a respetar la reserva. Entonces, aquí se desvirtúa lo del paro y bloqueo efectuados en anteriores días.
- Algunos pobladores señalan que hay autoridades que tienen extensas hectáreas en la zona. ¿Qué hay de cierto?
- Yo tengo propiedades al sur y no tengo nada en la reserva.
- ¿Está usted de acuerdo con que se beneficie a las comunidades con más de 15.000 ha?
- Toda la gente que va a ingresar a esa zona el 25 de abril es de Santiago de Chiquitos. No hay ningún problema para su asentamiento, pues todo está en las afueras de la reserva.
- Pero, vemos que los caminos son de difícil acceso. ¿Cómo van a hacer para asentarse en el área tomando en cuenta que no hay una posta sanitaria, escuela ni condiciones básicas?
- La mayoría de esta gente tiene cuatro o cinco vacas y piensan trabajar en su chaquito con algunos sembradíos. Estas comunidades son de Roboré y Santiago de Chiquitos, entonces solo se espera la dotación para implementar gradualmente los servicios.
- ¿Cómo se pretende reforzar el control en la reserva Tucavaca?
- Hemos tenido problemas todo el tiempo. Tenemos un director y guardaparques que se encuentran en la misma localidad de Santiago de Chiquitos, pero no en la reserva. Nos adeudan recursos por el impacto ambiental de la carretera bioceánica, con ello se contempla la dotación de camionetas, cuadratracks y puestos de control, pero aún no hay nada.

     Las tierras revertidas no están dentro de la reserva    

Fiscales. Las tierras fiscales que el INRA dotará en el municipio de Roboré no están ubicadas dentro de la reserva municipal de Tucavaca, sino que corresponden a tierras fiscales que se encuentran fuera del área que son resultado de recortes a medianos y grandes empresarios por no cumplir la Función Económica Social.

Condición jurídica. La reserva fue creada mediante Ordenanza Municipal 013/00 del 16 de agosto de 2000, declarandola reserva del valle de Tucavaca tomando como base y antecedente el área categoría RIN 6 del Plus Santa Cruz.

Resolución. La Resolución Prefectural 08/06 del 5 de enero de 2006 elevó a estatus departamental la reserva, estableciendo una superficie de 269.718 ha, modificando el área inicialmente definida por la ordenanza municipal, sobreponiéndose a varias categorías del Plus Santa Cruz, como áreas de ganadería extensiva, de uso agrosilvopastoril y bosques de manejo sostenible.

Ley. La CPE establece en su art. 395 que las tierras fiscales serán dotadas a comunidades campesinas indígenas y originarias que no la tengan o la tengan de manera insuficiente.